Reseña: Apocalipsis Z. El principio del fin, de Manel Loureiro.

Sinopsis: Un grupo de rebeldes caucásicos asalta unas instalaciones militares liberando una enfermedad que se expande sin freno por todo el planeta. La enfermedad mata a la persona que la padece pero el afectado resucita, sigue caminando y su único objetivo es saciar su hambre mordiendo a los no infectados. Las autoridades toman medidas creando Puestos Seguros donde agrupar a la población. Pero esto es insuficiente. Los No Muertos son demasiados y poco a poco terminan con la sociedad que conocemos.

 

 

Mi opinión: No suelo leer libros de terror porque considero que mi imaginación ya es suficientemente prolífica en ese tema y no necesita ser alimentada. Por lo cual, esta es una historia en la que nunca me habría fijado, pero tras la insistencia de un amigo en que la leyese, me puse a ello.

Al principio la tensión está bien lograda y esa emoción contenida consiguió incluso asustarme. El libro se estructura como si fuese un blog (de hecho, inicialmente fue un blog) y eso permite que el lenguaje sea natural, incluso coloquial, con lo que resulta de lectura fácil. La primera persona funciona muy bien aquí, ya que solo tenemos la información que tiene el protagonista y eso ayuda a crear el clima.

Sin embargo, tengo que destacar dos errores imperdonables: Por un lado el uso de la expresión “de aquella”, en lugar de “por aquel entonces”, un auténtico vulgarismo. Por otro, que hacia el final del libro, el autor recurre a la tercera persona en un par de párrafos. Opino que no puedes emplear la variación de voz como recurso fácil, has de ser coherente. Quizás sea una lectora inflexible, pero el tema de las voces narrativas me lo tomo muy en serio.

Al final, ha resultado ser un libro más irónico que terrorífico. Muy adictivo (aunque un tanto repetitivo). Pero es el primer libro de una trilogía, (¡cómo no!), y no me ha impresionado tanto como para ir corriendo a buscar su continuación.

 

Recomendable para los admiradores del género. No apto para los que buscan profundidad en sus lecturas.

Nota: Bueno.

«Alguien ha abierto la puerta del infierno y ya se empieza a notar el calor».

 

3 comments

¿Quieres comentar algo?