Reseña: Cántame al oído, de Nerea Nieto.

Sinopsis: Covi se resiste a crecer, ¿para qué? Tiene todo lo que podría pedir y el dinero de sus padres siempre ha comprado todos sus caprichos. Sin embargo, un día su abuela cae enferma y la superficial joven tiene que trasladarse al campo para cuidar de ella. Desde ese momento, su vida cambiará por completo. Tendrá que aprender a establecer sus prioridades en el orden correcto y dejar atrás su fachada de niña mimada y consentida. Será en Castueña donde descubrirá el significado de la verdadera amistad, del amor y de la familia, al mismo tiempo que se conoce a sí misma.

 

 

Mi opinión: Conocía a esta autora a través de su blog, Diario de una escritora. Hace poco más de un año leí su primera novela, Detrás de un espejismo, y aunque no me gustó tanto como había esperado, su voz narrativa sí me convenció y me dejó con ganas de leer algo más de ella.

Empecé esta novela con curiosidad, para ver de qué forma había evolucionado como escritora.

Cuéntame al oído, muy despacio, muy bajito… Lo siento, es que cada vez que pienso en este libro se me viene a la cabeza la canción de La oreja de Van Gogh. Yo habría escogido otro título. Manía personal, no me hagas caso.

Desde el principio la historia me ha resultado muy obvia. Tiene un toque infantil que no me atrae. Como lectora, me interesa más la oscuridad. A veces es moralista. Siento que la autora está juzgando a los personajes y no me gusta, debería dejar que sea el lector quién lo haga. Hay que tener cuidado si se quieren dar lecciones de moralidad, pueden volverse en tu contra.

Trata varios temas serios como el alzheimer o bullying, pero de forma superficial. Me hubiera gustado que se centrase en uno de ellos y lo explorase en profundidad.

Al igual que en su primera novela, vuelve a utilizar la voz narrativa en primera persona, a veces haciéndose preguntas a sí misma. Eso queda raro.

Hay demasiada narración y falta diálogo. Incluso demasiada narración entre líneas de diálogo, se pierde el hilo de las conversaciones.

En ocasiones, una historia floja puede ser salvada con unos personajes fuertes. No es el caso, a estos les falta un hervor. En literatura no sirve con que digas de alguien que es, por ejemplo, introvertido, tienes que mostrarlo.

Aquí se dice mucho y se muestra poco. Incluso a veces parece que se dice una cosa y se muestra otra distinta. No tienen credibilidad.

Por otro lado, se dan demasiadas explicaciones sobre sus comportamientos. Si los gestos de los personajes lo muestran, no hace falta aclararlo. Tienes que dejar que el lector saque sus propias conclusiones.

El lector es inteligente, un escritor no debe presuponer lo contrario.

En general, me ha parecido peor que el primero, quizá porque esperaba mucho más de él. Creo que como autora, le falta recorrido.

 

Recomendable para los que les gustan las novelas sin grandes pretensiones. No apto para los que buscan historias profundas.

Nota: Regular.

«Mi mente quizá te olvide, pero mi corazón nunca lo hará».

 

¿Conoces a Nerea Nieto? ¿Sueles leer libros de autores autopublicados?

 

12 comments

  1. Yasmila Sealy says:

    Hola, me gustó mucho tu reseña y opinión de ese libro. Lei el primer capítulo y no me atrajo la historia. Me di cuenta de eso que comentas sobre contar y no mostrar como son los personajes. Muy buen análisis. Estoy tratando de terminar una historia que estoy escribiendo hace algún tiempo y por eso me interesa la visión que tienen otros lectores sobre libros que también lei. Usaré tu opinión y consejos como aprendizaje. Me suscribo a tu blog. Saludos

    • adellabrac says:

      ¡Hola, Yasmila, bienvenida! Y gracias por tus palabras 🙂
      Es un buen aprendizaje ver lo que no funciona, y lo que funciona, en los libros que lees para evitarlo, o repetirlo, en el que escribes 🙂
      Es curioso también ver las opiniones de otras personas sobre los libros que has leído. Te encontrarás de todo, gente que opina como tú y gente que opina lo contrario 😀
      ¡Un saludo!

¿Quieres comentar algo?