Reseña: De ilusión también se muere, de J. D. Martín.

de-ilusion-tambien-se-muere-silencio-martinSinopsis

“De ilusión también se muere” y “Vivir de rabia”, dos casos de un detective que ignora su propio pasado. Una anciana amenazada por las fuerzas del mal. Una deuda por pagar. Quienes le conocen, confían. Quienes le temen, le maldicen. Entre whisky y mujeres hermosas, Silencio se enfrenta a lo sobrenatural a base de puños y cerebro. Sexo, sangre y sombras oscuras por combatir. Conoce a este investigador de lo preternatural.

 

(Este libro cumple el punto 10 del reto Reading Challenge.)

 

Mi opinión

Voy a ser sincera, con esa portada y esta sinopsis nunca le habría dado una oportunidad a este libro. Pero el autor se puso en contacto conmigo para ofrecérmelo tan amablemente que no podía negarme. Entre tú y yo, se arriesgó mucho, porque este no es mi género favorito.

El punto fuerte de la historia es nuestro protagonista, el detective Jonathan Silencio. Sabemos poco de él, solo que murió y resucitó, y ahora se gana la vida resolviendo misterios en los que intervienen elementos sobrenaturales.

En esta novela resuelve dos casos. Uno de ellos se desarrolla en Valladolid, así que si eres de allí, o conoces la ciudad, sentirás que estás recorriendo sus calles junto a él.

Armado con pistolas de clavos, cuchillos y pistolas con balas de plata Silencio tendrá que lidiar con un íncubo, magia negra y ovejas zombis. Sí, has leído bien, ovejas zombis.

Esta mezcla de elementos podría haber acabado muy mal, sin embargo, el autor los maneja a la perfección.

Ya sabes que no me gusta demasiado la voz narrativa en primera persona, sin embargo aquí resulta un acierto. El autor hace que sea el propio Jonathan Silencio el que nos cuente la historia, aprovechando las peculiaridades de su voz, irreverente, con un humor muy personal que a mí me gusta mucho.

Sin embargo, tengo que ponerle algunas pegas. La narración está llena de símiles originales y descripciones que crean imágenes delirantes, pero en ocasiones pesan demasiado y frenan la acción.

Además, hay un par de escenas de sexo que me parece que no aportan nada y demasiada sangre y vísceras para mi gusto.

Con todo, en general ha sido una lectura interesante. Jonathan Silencio es un personaje potente que seguro dará mucho que hablar.

 

Recomendable para los fans de las novelas de detectives. No apto para espíritus sensibles.

Nota: Bueno.

«Hay algo hermético en el hecho de entrar en una gruta o un mausoleo. No me refiero al hermetismo que mantiene cerrada la tapa de una fiambrera, claro, sino al hermetismo esotérico, al camino de iniciación y conocimiento».

 

¿Te llama la atención?
No dudes en visitar el blog del autor: Lo juro por mi tatuaje.   

 

22 comments

  1. Atalanta says:

    Lo dejo pasar. Los zombis son los únicos monstruos que aborrezco (¿ovejas?), y las vísceras me asquean, vamos, que huyo de lo gore. Y ya con lo del sexo… No me ha atraído demasiado
    Un beso!

  2. Sargow says:

    ¡Hola!
    Justo he leído tu reseña y al rato he visto un correo del autor para reseñar la novela, me ha parecido una casualidad muy graciosa. Me ha llamado mucho la atención la novela por tu reseña, las ovejas zombies me han llegado al corazón y por la forma en la que defines al protagonista creo que me va a gustar bastante. A ver si coincido con tu opinión cuando la lea 😀

    ¡Besos!

¿Quieres comentar algo?