Reseña: Deidad, de Jennifer L. Armentrout. Tercer libro de la saga Covenant.

deidad-covenant-armentroutSinopsis: Una orden de fanáticos ya olvidada quiere matar a Alexandria y, si el consejo descubre lo que realmente ocurrió en las Catskills, todo habrá terminado para ella y para Aiden.

Por si eso no fuera suficiente, otra marca del Apollyon aparece en su cuerpo, dejándola, antes de lo esperado, más cerca de Despertar.

A medida que su cumpleaños se acerca, los dioses desatarán su ira y el mundo se resquebrajará. Muchas vidas cambiarán de forma irrevocable o serán destruidas y Alexandria ser verá atrapada entre el amor y el destino.

 

 

Mi opinión: Continúa la historia donde la dejamos en Puro.

Este libro es, hasta el momento, el mejor de toda la saga. Si me sigues, sabrás que me gusta coleccionar citas de las novelas que leo. Si de un libro no puedo sacar al menos una frase es mala señal; de este saqué un montón.

Incluso me ha parecido que está mejor escrito que los anteriores. ¿Es sólo impresión mía?

Alex sigue siendo… básicamente ella misma.

Profundizamos en el personaje de Aiden. Si no te has enamorado de él todavía, te aseguro que lo harás ahora. Hay alguna escena gloriosa, de las que obviamente no voy a hablar para no spoilearte la historia, que me ha cambiado un poco la imagen que tenía de él, demostrándome cómo es en realidad.

El personaje de Seth gana en profundidad mostrando otros aspectos de su personalidad que hasta ahora no habíamos visto con tanta claridad.

Los personajes secundarios ganan protagonismo, lo que de nuevo abre la historia y le da profundidad.

Por fin se empieza a sacar partido al tema de la mitología griega, eso está muy bien.

Claramente, es un caso de saga que mejora libro a libro.

 

Recomendable para los que desean continuar con la saga. No apto para aquellos que no han leído los anteriores.

Nota: Excelente.

«Tengo miedo de que nunca me permitan sentir lo que siento».

 

8 comments

  1. Sargow says:

    Completamente de acuerdo, de los tres primeros es mi favorito. Es que pasan tantas cosas…y Aiden aquí es tan…pfff amor.
    Seth sigue sin gustarme, pero bueno.
    ¡Besos!

¿Quieres comentar algo?