Reseña: Edenbrooke, de Julianne Donaldson.

Sinopsis: Marianne Daventry haría cualquier cosa para escapar del aburrimiento de Bath y las atenciones amorosas de un cretino que no le interesa en absoluto. Así que cuando le llega una invitación de su hermana gemela, Cecily, para que se una a ella en una maravillosa casa de campo, aprovecha la oportunidad.
Sin embargo, Marianne se verá envuelta en una inesperada aventura llena de intriga y de amor apasionante y acabará por descubrir que incluso los mejores planes pueden salir mal.

 

(Este libro cumple el punto 2 del reto Reading Challenge.)

 

Mi opinión: Me acabo de enamorar. Del estilo de Julianne Donaldson sobre todo, pero también de todos y cada uno de sus personajes. Sí, también de los malvados.

Un índice bastante revelador de lo que nos ha gustado un libro suele ser el tiempo que hemos tardado en leerlo. Reconócelo, al final se trata más de prioridades que de falta de tiempo. Te diré que este libro lo leí en dos días. (Más otro releyendo mis partes favoritas)

Te advierto que la trama se ve venir de lejos, pero a mí no me ha molestado porque estaba disfrutando cada palabra. Además, si lees mucha novela romántica es normal que los esquemas generales se repitan. Lo diferente está en los personajes y su historia.

La resolución también resulta evidente, pero es precisamente por lo que leemos estos libros, ¿no? Para tener un final feliz. Al menos, eso es lo que yo espero.

Dejando de lado eso, la narración me encanta; cuidada y elegante, pero sencilla, nada recargada. Los diálogos me han parecido maravillosos, muy ingeniosos.

Hay varios personajes secundarios muy interesantes, cada uno cumpliendo perfectamente su función, pero los protagonistas indiscutibles son Marianne y Philip.

Philip es amor del bueno, pero Marianne es justo mi tipo de personaje favorito, de los que no se comporta como se supone que debe.

Su abuela quiere que se convierta en toda una señorita, alguien digno de heredar su fortuna. Pero esa nunca ha sido su aspiración. Cree que los pasatiempos femeninos (bordar, coquetear), son aburridos y que los masculinos son mucho mejores (la caza, la esgrima).

La relación entre los dos fluye de forma muy natural y se concreta en una de las mejores declaraciones de amor que he leído nunca. Ese fragmento se va directo a mi colección de momentos.

¿He despertado tu curiosidad? Pues no lo voy a spoilear, así que tendrás que leer el libro.

 

 

Recomendable para los aficionados al género romántico. No apto para quien busca otro tipo de historias.

Nota: Imprescindible.

«Si me acercaba más, pasaría algo; estaba segura. Si me alejaba, no pasaría nada. Así que me quedé totalmente inmóvil, haciendo equilibrios entre el todo y la nada, sin saber hacia dónde decantarme».

 

¿Alguna vez te has enamorado tanto de un escritor que te has leído todos sus libros seguidos? A mí me ha pasado con esta autora.

Por desgracia, solo tiene dos libros publicados. Hoy te he contado mi opinión de este y el próximo jueves, si te apetece, nos vemos en Blackmoore.

 

14 comments

  1. Aylén Fuente says:

    ¡Hola Adella! La historia parece ser buena, pero no creo leerlo, no ando buscando historias románticas ni nada de eso, como que medio les escapo últimamente (?). En fin, me gustó tu blog y me ya que me quedo acá♥

    ¡Saludos, nos leemos!
    Aylu.

¿Quieres comentar algo?