Reseña: El cuaderno de Paula, de Sara Ballarín.

Sinopsis: Paula, alocada, atolondrada, sexy e impulsiva, es una decoradora que vive en Barcelona y trata de empezar de nuevo después de una difícil ruptura amorosa. Pero un despiste tonto -deja olvidado en una cafetería su cuaderno, en el que apunta además de ideas para un futuro libro sus experiencias- cambiará su vida por completo y le hará volver a sentir el deseo y la atracción. Junto a sus inseparables amigos, Nero y Vera, Paula descubrirá el amor, la pasión y los giros inesperados del destino.

 

 

Mi opinión: Ya sabes que no me gusta mucho la literatura erótica. Sin embargo, sigo buscando buenos libros en ese género.

Después de descubrir la saga Universo Silvia, de Elísabet Benavent, me pareció que había luz al final del túnel y como ella recomienda este libro, me animé a darle una oportunidad.

Al principio me gustó el tono tan desenfadado que utiliza. Me resultaba muy natural y divertido. Pero a ratos se le iba la mano y se volvía demasiado soez. Como no soy de las que me escandalizo fácilmente, lo dejé pasar. Pero hubiese preferido un lenguaje más elegante.

El ritmo es frenético y los primeros diálogos entre los protagonistas, Paula e Iñigo, chispeantes.

Pero hacia la mitad del libro mi interés cayó en picado. Hasta el mejor chiste del mundo deja de ser gracioso cuando se escucha por milésima vez. Y es lo que le sucede a esta historia, se vuelve repetitiva. Hay algunas frases muy desafortunadas y las reacciones de los personajes son irreales. Como si la autora intentase mantener el interés a toda costa. No funciona.

De todas formas, este tipo de historias perfectas no son para mí. Ya sabes, mujeres con trabajos geniales que ganan un pastizal, que siempre están hablando de la ropa que llevan, de maquillaje o zapatos. Que encuentran al hombre de cuerpo perfecto, que además es inteligente, rico y se enamora de ellas al instante y sin reservas.

Se lo hubiese perdonado si me hubiese ofrecido una trama interesante, pero no ha sido el caso.

En general, una gran decepción.

 

Recomendable para los aficionados a la novela erótica. No apto para los que buscan tramas complejas.

Nota: Regular.

«Trata siempre de tener un norte al que ir».

 

¿Conocías este libro? ¿Has leído algo de Elísabet Benavent?

 

8 comments

  1. Mery RodVar says:

    Porque tienen la manía l@ autor@s de libros eróticos ahora de hablar como se hubieran comido a Belén Esteban. Sera que piensan que así parecen mas adultos o algo (cosa que si fuera verdad me desconcertaría bastante).
    No se como la gente no se aburre cuando todos los libros de este genero son igual. Que también diré que si eligen este genero no creo que vayan buscando dragones, pero no se las autoras podrían currárselo un poco con la trama: yo que se, pongan a los protagonistas yendo de senderismo, hablando (que es una cosa que no suelen hacer en estas novelas) o no se por lo menos que me hagan un dibujo entre medio de las hojas para que no me aburra xD
    ¡Un saludo!

    • adellabrac says:

      xD
      ¡Un análisis muy acertado! Parece que la literatura no está libre de modas y este esquema es el que se ha impuesto en el género erótico. Supongo que hay gente que no se aburre de leer siempre lo mismo (lo corroboran las ventas), y siempre es más seguro copiar un formato de éxito que atreverse con algo novedoso. Sin embargo, yo valoro más a aquellos que no se limitan a seguir los pasos de otros.
      ¡Gracias por la visita, Mery! 😉
      Un beso.

  2. Angelica Autumn says:

    Hola Adella,
    Coincido contigo y con Mery en que no soporto leer un vocabulario tan soez en una novela y, por desgracia, he encontrado muchos en la lista que tenía de libros que quería leer este verano. Incluso tengo pensado dedicar una entrada a este tema. Vivo en un barrio dónde la gente es muy mal hablada e incivilizada así que lo último que me apetece es encontrarme con personajes iguales en los libros que leo.
    Besos 😉

    • adellabrac says:

      ¡Hola! Como he dicho, no me escandaliza ese tipo de lenguaje. Utilizado con moderación y en un adecuado contexto puede darle fuerza a la historia. Pero es difícil de manejar y en este caso, creo que la autora no ha sabido hacerlo.
      Me encantaría leer esa entrada, espero que encuentres la ocasión de escribirla 😉
      ¡Gracias por la visita, Angelica! 😉
      Un beso.

¿Quieres comentar algo?