Reseña: Luna: Apogeo, de Rubén Azorín. Primer libro de la trilogía Luna.

Sinopsis: La Luna, fría y resplandeciente, nos acompaña desde que tenemos uso de razón. Creemos conocer todos sus secretos, pero… ¿Qué es realmente la Luna? ¿Ha estado siempre ahí? ¿Por qué sólo nos muestra una de sus caras? ¿Qué ocurriría si su órbita se alterase súbitamente? ¿Sería posible la vida en la Tierra sin ella? Enfréntate a todas estas preguntas siguiendo al grupo de científicos del Proyecto de Medición Lunar Láser que, al margen de los gobiernos, tratan de anticiparse y combatir una inminente catástrofe para salvar sus vidas, y, con ellas, a la misma humanidad.

 

(Este libro cumple el punto 35 del reto Reading Challenge.)

 

Mi opinión: Arranca muy bien, creando un excelente ambiente de misterio.

Poco a poco nos va presentando a los personajes. Algunos no están demasiado aprovechados. No hay un protagonista claro, es una historia coral.

Hay bastantes datos técnicos. Está claro que el autor ha llevado a cabo una gran labor de documentación. Todo lo que cuenta me parece bastante creíble, pero dado mi desconocimiento en el tema, no me atrevería a juzgar si lo es.

Por momentos, me parece estar asistiendo a una clase de astrofísica. Todos esos datos harán las delicias de los aficionados, a mí, me aburren un poco.

El ritmo de la narración se ralentiza, lastrada por toda esa información. A pesar de estar presentada de forma didáctica, a menudo interrumpe la lectura y me hace llegar a perder el hilo de la historia. Me aburre mucho.

El autor tiene un estilo hermoso, pausado. El lenguaje es elaborado. Últimamente he leído demasiados libros que abusan del lenguaje coloquial en la voz narrativa, así que esto es de agradecer. Pero lo encuentro excesivamente descriptivo.

Durante todo el libro va de atrás a adelante en el tiempo y me resulta confuso. Ya sabes que a mí me gustan más las historias lineales, en eso soy muy clásica.

Además, la novela abarca varios años estructurados en partes. En cada parte los capítulos se reinician en el uno, así que hay varios capítulos uno a lo largo del libro. Raro, raro.

El autor es críptico y ha controlado muy bien la información que iba dando al lector. Se ve que hay mucho trabajo detrás de la idea.

Hacia la mitad del libro la cosa empieza a coger ritmo de nuevo, pero todavía se entretiene demasiado, me gustaría que fuese más al grano.

Curioso, parece que se detiene en datos que no son imprescindibles para la historia y después se salta cosas que necesitarían más explicaciones.

Deja muchos cabos sueltos, entiendo que se irán desvelando en las siguientes partes.

En general, un libro correctamente escrito con ritmo irregular. No ha conseguido engancharme, este género no es mi fuerte y ahora mismo busco otro tipo de historias.

Me temo que se va directo al saco de las sagas abandonadas.

 

Recomendable para aficionados a la ciencia ficción. No apto para los que buscan historias ligeras.

Nota: Bueno.

«No todos cabemos en el ARCA. Incluso Noé tuvo que prescindir de los unicornios».

 

¿Conocías este libro? ¿Te gusta la ciencia ficción?

 

7 comments

  1. Atalanta says:

    Este me lo apunto. La ciencia ficción me gusta y en general los datos técnicos de ese tipo no suelen aburrirme, creo que lo probaré 🙂 Si me cansa, lo cerraré 🙂
    Besos!

  2. E AG says:

    La cita es total.
    Sin duda me lo apunto, aunque no sé para cuándo ya que estoy inmersa en la campaña por el fomento de la lectura y en mis cosas, ya sabes.
    Buen post 🙂

    • adellabrac says:

      Sí, la cita es brutal. Ese tipo de planteamientos éticos me parecen muy interesantes 🙂
      ¡Gracias por tus palabras y por dedicar un poco de tu escaso tiempo a leerme! 😉
      Un beso.

¿Quieres comentar algo?