Reseña: Striptease. Una vida al desnudo, de Raúl Gavilán.

striptease-vida-al-desnudo-raul-gavilanSinopsis

En esta primera entrega de la trilogía Striptease, el autor nos adentra en sus historias más picantes.

Óscar es un joven inocente que descubre el sexo gracias a una aventura de verano. Pero es Julia, con la que llega a realizar sus primeras fantasías y con la que conocerá la decepción. Cuando Noelia llega a su vida, nuestro protagonista, se adentrará en un mundo de morbo y erotismo que nunca había imaginado. Una historia que mezcla la realidad con la ficción, donde se plasman las experiencias soñadas del autor y sus deseos más íntimos.

 

Este libro forma parte de una Lectura conjunta del Club de lectura Las lunas del reino. La creadora del club es Eva, del blog La reina lectora.

Gracias al autor y a la editorial por el envío del ejemplar.

 

Mi opinión

Para mí, esto no es una novela.

¿Cómo te has quedado?

No es una novela, es un borrador que podría llegar a ser algo, con más trabajo de redacción y edición.

Si lo hubiera leído por mi cuenta no hubiese pasado de las primeras páginas, pero el chat de la LC estaba tan animado que quise llegar al final para poder opinar con conocimiento de causa.

 

gracias

La LC ha sido genial, ¡gracias chicas!

 

Lo primero que tengo que decir es que, como lectora, en una novela autopublicada puedo hacer ciertas concesiones, por desgracia, muy pocos escritores independientes podemos costearnos una edición profesional, pero en un libro publicado por una editorial, uno da por sentado que existe ese trabajo de edición, por eso resulta sorprendente encontrar tantos fallos.

Consejo gratuito: nunca des nada por sentado en la vida.

Como decía, he detectado demasiados errores para considerarlos errata; faltan tildes y comas, hay estructuras gramaticales incorrectas y repeticiones de palabras.

Además, las transiciones están mal trabajadas, hay cambios de escena bruscos que aportan incoherencia y hacen que el texto no fluya.

Falta también descripción de ambientes y de personas. Con los primeros se limita a citar nombres de lugares, y con los segundos, los nombra y no va más allá de decir si son morenos o rubios. O en el caso de las chicas, si tienen buenas tetas o buen culo.

Ay, ¡qué obsesión con la retaguardia tiene el protagonista!

No soy una experta en literatura erótica, no me considero una experta en nada, pero por los libros que he leído, se trata de contar una historia (con planteamiento, desarrollo y desenlace), en la que se van sucediendo diferentes escenas sexuales.

Sin embargo, lo que se ha hecho aquí es colocar una escena sexual tras otra sin más hilo argumental que el paso del tiempo.

Tengo que decir que estas escenas son las más trabajadas del libro, pero están narradas con un tono periodístico que no consigue crear el ambiente íntimo necesario para poder conectar con ellas y resultan demasiado repetitivas.

Lo que sucede entre sexo y sexo es resumen narrativo que funciona más que nada como relleno y algunos diálogos tampoco aportan gran cosa.

No hay conflicto, no hay tensión narrativa…

Hay algunas escenas de humor, pero tampoco funcionan.

 

seriedad

Mi cara durante los  momentos supuestamente graciosos.

 

Un chascarrillo que te hace reír acodado en la barra de un bar puede no lograr ese efecto en un libro. Esto sucede porque la narrativa tiene un lenguaje específico que hay que conocer, no sirve contarlo sin más.

No voy a hablar de la verosimilitud en literatura porque esto no es una clase de escritura creativa, pero reflexionad sobre esto; real no es lo mismo que verosímil.

También he notado que se introducen ciertos elementos que luego parecen no tener importancia en el conjunto de la historia, por lo que el libro se llena de personajes y temas superfluos.

Con los personajes pasa mucho. Por ejemplo, se nombra a un cierto personaje y la escena se detiene para explicar en retrospectiva de dónde ha salido, como si el autor recordase de pronto que tiene que darle un sentido. Obviamente, no solo no lo consigue, sino que aumenta la sensación de desorden narrativo.

Y hablando de personajes, el único al que llegamos a conocer mínimamente es al protagonista, Oscar, el resto parece que están por ahí, en el banquillo, y el autor tira de ellos cuando los necesita para luego abandonarlos sin más.

El final tampoco está bien trabajado, este libro forma parte de una trilogía y parece que el autor ha decidido rematar la faena simplemente cortando por lo sano.

Que yo sepa, una trilogía no es un libro cortado en tres partes.

En resumen, decepcionante en todos los sentidos.

 

Recomendable para aspirantes a escritores, para que sepan lo que no deben hacer. No apto para los amantes de la buena literatura.

Nota: Insufrible.

«Desde Chipiona, había espabilado mucho y estaba aprendiendo a decir lo que las chicas querían oír».

 

¿Conocías este libro? ¿Te gusta la literatura erótica?

 

Guardar

20 comments

    • Adella Brac says:

      Sí, te comprendo. Con tan poco tiempo y tantos libros interesantes es para pensárselo muy mucho cuando nos topamos con uno de estos insufribles 🙂
      Estaré pendiente de tu participación en el BT 😉
      ¡Gracias por la visita, Anuca!
      Un beso.

  1. R. Crespo says:

    ¡Hola! A mí sí me gusta la literatura erótica, pero no cuando la trama básicamente es acostarse continuamente. ¿Cuándo vamos a enterarnos de que la erótica no es solo sexo y palabras vulgares por doquier? En fin… Sus intenciones tendría para escribir la novela, pero me resulta extraño que publicado con editorial no tenga mejores correcciones, lo que me lleva a pensar que sea una empresa de coedición y no una editorial tradicional… Aunque estas también dejen por ahí algún cabo suelto en cuanto a la corrección de los textos. Algo en este libro no me llamaba a leerlo, pero tras leer tu reseña sigo sin saber si darle o no la oportunidad. Tal vez para hacer comparaciones…

    Gracias por la reseña.

    Saludos.

    • Adella Brac says:

      “¿Cuándo vamos a enterarnos de que la erótica no es solo sexo y palabras vulgares por doquier?” xD ¡Cuánta razón!
      Una novela erótica debe de tener su estructura, como en cualquier otro género, en eso no hay diferencias 🙂
      Y lo de que es posible que se trate de una editorial de coedición, algunas lo hemos pensado, eso explicaría muchas carencias. Pero no estoy segura, no lo he podido comprobar.
      Aunque estoy de acuerdo contigo, conozco de casos de editoriales tradicionales que también han metido la pata con sus correcciones.
      A pesar de todo esto, y si tienes dudas sobre si darle o no una oportunidad, te animo a que lo hagas, de los malos libros también se puede aprender mucho 😀
      ¡Y gracias a ti por la visita! 😉
      Un saludo.

  2. Atalanta says:

    A mí ya sabes que la erótica no me va nada así que ni me lo planteaba, pero después de leer tu opinión menos todavía.
    Sobre que real no es lo mismo que verosímil, es cierto, y me recuerda que alguien dijo : “La realidad siempre supera a la ficción porque la ficción tiene que parecer verosímil” (no me preguntes quien lo dijo que no tengo ni idea) XD XD
    Espero que tus siguientes lecturas sean mejores, pero por lo que cuentas no será muy difícil.
    Besos.

    • Adella Brac says:

      A ti te recomiendo que te mantengas a una distancia muy prudente de él 😀
      Muy buena la frase. Lo de la verosimilitud en la literatura es algo en lo que los escritores principiantes suelen pinchar. Recuerdo que hace un tiempo, leyendo la primera obra de un autor, cuando llamé su atención sobre cierta escena que me resultaba muy inverosimil, él me contestó que era una escena real. ¡Justo ese es el problema! xD
      Mi siguiente lectura (relectura) es mi recomendación para el Príncipe o Rana, un libro que adoro, así que sí, es millones de veces mejor 😀
      ¡Gracias por la visita! 😉
      Besos.

  3. Cyn says:

    Casi me apunté a la lectura conjunta, al final no lo hice porque luego ya no tuve tiempo de nada, así que se me hubiera hecho lío. Una pena que no haya sido una buena lectura. Ojalá tu reseña le sirva al autor para hacer una buena corrección y reescritura en el futuro.
    ¡Saludos!

    • Adella Brac says:

      Pues ya ves que no te has perdido nada por no apuntarte 😀
      Y sí, sería genial que mi reseña le sirviera al autor para reflexionar sobre su obra y preguntarse si hay cosas que podría haber hecho de otra manera.
      Como escritora, creo que siempre podemos aprender algo de las reseñas negativas 🙂
      ¡Gracias por la visita, Cyn! 🙂
      Saludos.

  4. Yomi MR says:

    ¡Hooola! Ayy, pues vi todo el jaleo en el grupo de whats y me dije que no iba a poder con este libro, así que no me obligué a leerlo porque probablemente iba a salir muy mal la cosa 😛 Jooope, me ha dado una risa la cara del avestruz jajajaja, muchos besitos :3

    • Adella Brac says:

      ¡Hola, Yomi!
      Yo me empeñé en leerlo para poder opinar. Fue difícil, pero los escritores podemos aprender muchas cosas de un mal libro 🙂
      Y esa cara fue tal cuál la que puse yo en muchos momentos durante la lectura xD
      Gracias por la visita 😉
      Besos.

  5. Raul Gavilan Escritor says:

    Hola Adella, agradezco tus palabras y lamento haberte hecho pasar tan malos ratos. Cómo bien dices, soy consciente de los muchos fallos cometidos, pues la primera intención nunca fue publicar el libro (iba a ser algo para mi mujer y para mí) y nunca antes había escrito nada. Supongo que para la segunda parte en algo habré mejorado aunque seguiré cometiendo errores. No pretendo ser otro 50 sombras ( que por cierto a mi no me pareció tan buena y mira lo que ha vendido), solamente me apeteció escribir para aprovechar el tiempo. Me siento satisfecho, porque al igual que a ti y a otras lectoras no os ha gustado, sí hay otras personas que lo han disfrutado. Cómo se suele decir: para gustos los colores.
    De nuevo te doy las gracias por tu reseña que me ha enseñado tanto. Un saludo.

    • Adella Brac says:

      ¡Hola!
      Comprendo que, si la intención inicial era que fuese algo privado, no le prestases atención a la parte más técnica de la escritura. Pero creo que en el momento en que se decidió publicarlo ese trabajo era imprescindible.
      Dices “supongo que para la segunda parte en algo habré mejorado aunque seguiré cometiendo errores” y me gusta esa actitud, nadie puede mejorar si cree que ya lo sabe todo.
      Alguien dijo que para un buen escritor, su mejor libro siempre es el siguiente. Creo que es ese “puedo hacerlo mejor” el que nos hace progresar.
      Sobre 50 sombras, hay buenos libros y libros que venden mucho, y a veces, buenos libros que venden mucho.
      Y, por supuesto, si has hecho el mejor trabajo que puedes hacer, debes sentirte satisfecho, es lícito. Pero insisto, sigue aprendiendo, sigue mejorando.
      Me alegra que mis palabras te hayan servido.
      ¡Gracias por la visita, Raúl! Te deseo mucha suerte con la trilogía.
      Un saludo.

¿Quieres comentar algo?