Reseña: Valeria en blanco y negro, de Elísabet Benavent. Tercer libro de la Saga Valeria.

Sinopsis: Valeria encuentra un sujetador que no es suyo en casa de Víctor. Valeria se siente humillada, engañada, estúpida. Y de pronto conoce a Bruno, ¡peligro! Y mientras el mundo se pone patas arriba, Lola conoce a Rai en sus clases de chino, Carmen tiene problemas en la organización de su boda y Nerea se ha cansado de ser Nerea la Fría.

 

(Este libro cumple el punto 7 del reto Amores literarios.)

 

Mi opinión: Continuamos la historia donde la dejamos en Valeria en el espejo.

El libro empieza con una escena de sexo en la que Valeria reconoce alegremente que mientras le den lo suyo no le importa cómo la traten. ¡Toma ya!

La verdad es que no me importa mucho lo que le pase porque me cae cada vez peor. Creo que se porta muy mal con Víctor y es de lo más pesada.

Entre los dos primeros de la saga y este se han colado varias lecturas y ahora me está costando conectar. Creo que debería haberlos leído todos seguidos.

La narración tiene ese tono excesivamente coloquial que me resulta cutre en un libro. No me está gustando demasiado pero he prometido que no me iré de esta saga sin conocer a Bruno, así que seguimos para bingo.

La autora nos hace un resumen de lo que ha pasado en los anteriores libros metiéndolo de forma casual dentro de un diálogo. Punto positivo.

“En ese momento apareció Nerea, vestida con un travel look a lo estrella de Hollywood, con maletita de Loewe y shopping bag de Carolina Herrera incluidos.” No tengo claro si estoy leyendo una novela o la Cosmopolitan. Punto negativo.

Los capítulos son cortitos, lo cual se agradece. Además hay secundarios muy interesantes, como Rai. Y por supuesto, el personaje de Lola, Lolita, que sigue tan potente como siempre.

¡Tachán! Bruno hace su aparición para salvar la novela.

Tiene un desparpajo que desarma y por ciertos detalles me parece el precursor de Gabriel, de Universo Silvia. Que alguien me corrija si me equivoco.

Ya está. Benavent lo ha vuelto a hacer. Siempre lo consigue.

Cuando estoy a punto de abandonar uno de sus libros se saca de la manga un comentario que me hace sonreír, un personaje que atrae mi atención o una reflexión interesante.

¡Maldición! Me he enamorado de Bruno. Ahora tendré que leer Valeria al desnudo.

 

Recomendable para los fans del género. No apto para quien no haya leído los anteriores.

Nota: Bueno.

«Nunca se dan demasiados besos en la vida».

 

Confiesa, ¿te has enamorado alguna vez de un personaje?

 

16 comments

  1. Cyn says:

    Ay, yo que estoy a mitad de Valeria en el espejo, a punto de tirarlo por la ventana… Me gustó el primero, había algunas cositas que no me cerraban, pero en sí estaba bueno el final y quedaba en puntos suspensivos en el momento justo. Pero siento que hay mucho relleno ahora, la cosa debería redondearse o incluir algún conflicto mejor que solo "saber si me quiere o no". Se me está haciendo muy cuesta arriba, pero soy fan de la saga de Silvia y de Gabriel, y si parece que hay un precursor suyo en el tercero, juro que me voy a leer todo para llegar a esa parte. Lo voy a soportar T_T ♥
    Buena reseña.
    ¡Besos!

    • adellabrac says:

      A mí me pasó como te está pasando a ti, lo hubiese dejado en el segundo si no fuese porque alguien me dijo que tenía que conocer a Bruno. Y merece la pena, te recomiendo que llegues al tercero aunque sea leyendo en diagonal 🙂
      Ya me contarás qué tal 😉
      Un beso, guapa 🙂

  2. Ray says:

    Es curioso que el personaje protagonista te caiga mal. Creo que con solo un par de libros me ha pasado.
    Me alegro que al final en general lo hayas disfrutado.

    Un beso 😉

¿Quieres comentar algo?