Reseña: Valeria en el espejo, de Elísabet Benavent. Segundo libro de la Saga Valeria.

Sinopsis: Valeria está inmersa en una vorágine emocional. Valeria acaba de publicar su novela y tiene miedo a las críticas. Valeria se está divorciando de Adrián y no es fácil. Valeria no sabe si quiere tener una relación con Víctor. Y mientras Valeria teme, llora, disfruta, sueña… …Lola no sabe qué hacer con Sergio. Se siente sola. …Carmen se ha despedido y lucha por comprender a Borja, su novio y antiguo compañero de trabajo. …y Nerea se levanta cada mañana con náuseas.

 

Mi opinión: Dice Valeria que hay cosas terriblemente frívolas que pueden hacerte profundamente feliz. No estoy de acuerdo. Quizás alguna frivolidad de vez en cuando pueda hacerte superficial y momentáneamente feliz, pero ahí se acaba todo.

En fin, habría que empezar por hablar de qué es la felicidad, pero mejor lo dejamos para otro día, ¿verdad?

Lo dicho, esa superficialidad de las historias de Benavent es lo que menos me gusta. Me satura y hace que no quiera leer más. Pero cuando casi he decidido que voy a dejarlo, me engancha de nuevo con un diálogo genial o una situación divertida. Y así me tiene atrapada sin remedio en su tela de araña.

Me sigue impresionando su manera de dar vida a los personajes. Víctor y Lola son maravillosos. Aunque, en general, este libro me gusta un poco menos que el primero.

Lo encuentro un poco infantil. Espera, ¿un libro erótico puede ser infantil? Vale, igual infantil no es la palabra… Pero sí tiene un aire ingenuo, no sé si entiendes a qué me refiero. A la voz narrativa le falta la madurez que sí he visto en sus sagas más recientes.

Y como sospechaba, se ha dedicado un buen número de páginas a marear la perdiz. En torno a la mitad del libro Valeria entra en bucle; se pregunta si Víctor la quiere como rollo, como novia, o como amiga con derecho a roce, decide que no se lo va a cuestionar más y va a vivir el momento, y vuelta a empezar.

Por cierto, debo romper una lanza a favor de los personajes masculinos en este estilo de libros. Se les suele torturar mucho. Me parece totalmente injusto lo que Valeria hace con Víctor. ¡Muy mal, nena! Ellos también tienen su corazoncito.

Esta pareja no me está enamorando como sí lo hicieron Silvia y Gabriel y he llegado al final de la novela decidida a abandonar la saga, puedo hacerlo sin remordimientos, soy una profesional en eso, pero Bego, del blog Asomada a la locura, me ha lanzado un reto; «No abandones la saga sin conocer a Bruno.»

Y ya sabes que nunca digo que no a un reto, así que en cuanto termine las lecturas que tengo a medias retomaré esta serie.

 

Recomendable para los fans de Elísabet Benavent. No apto para aquellos que no hayan leído En los zapatos de Valeria.

Nota: Bueno.

«Por aquel entonces aún pensaba que si querías a alguien no podías hacerle daño».

 

¿Crees que con una vida superficial se puede alcanzar la auténtica felicidad? ¿Es la ignorancia o la sabiduría la que nos hace felices?

 

13 comments

  1. Atalanta says:

    Pues nada, este no lo llevaré apuntado XD
    Pero el blog de No solo leo ha propuesto un pequeño reto, Príncipe o rana, para febrero, y ahí que voy yo a sumergirme en lo romántico. Ahora solo tengo que decidime por algo… Estoy pensando en sumergirme de lleno en ello y leer algo de N. Sparks, que no se diga que no soy valiente XD XD XD
    Un beso grande!

    • adellabrac says:

      xD
      Me paso ahora mismo a ver ese reto. Lo romántico me va bastante, ya lo sabes 😀
      Sin embargo, de Sparks todavía no he leído nada. Ya me contarás qué decides 😉
      Como siempre, gracias por la visita 😉
      Beso grande.

  2. Edith T. Stone says:

    Una vez vi los libros de esta saga ordenaditos en una librería con sus portadas preciosas y me fui corriendo a cogerlos, pero ya desde la sinopsis me echó para atrás. No sé no me atrae y por lo que has contado parece que no me equivoqué jajajaja. Un abrazo ♡♥♡♥

¿Quieres comentar algo?