Reto 5 líneas – 2017

Estos son los micros que escribí para el reto durante este año:

 

Enero.

Herencia, accidente y verdad.

Ramón vuelve a casa y deja bruscamente el transportín sobre la mesa de la cocina. No puede creerse que la única herencia de su millonario tío sea un asqueroso gato. Le da la espalda para abrir la nevera y sacar una cerveza. Se gira pensando en cómo hacer que parezca un accidente, pero el animal se ha liberado y de un zarpazo le arranca el botellín de las manos, justo como su tío ha hecho mil veces. Esos ojos… ¡No puede ser verdad!

 

Febrero.

Consulta, como y nada

Entras en la consulta de tu nuevo psiquiatra. No hay muebles, solo un gran acuario en el que nada un solitario Pez Ángel. Entra un hombre desnudo, pasa a tu lado sin mirarte, y comienza a meterse dentro del acuario. Los cristales revientan y la estancia se llena de agua. Despiertas en tu cama empapada en sudor. Algo viscoso aletea en tu puño cerrado. «Pterophyllum scalare», murmuras. Como siempre, no has regresado sola.

 

Marzo.

Estudio, edición y planeada.

Esta visita no estaba planeada. Y está claro que en este diminuto estudio no hay sitio para los dos, así que hoy he puesto en marcha mi estrategia. He movido todos sus libros, edición por edición, pero los ha vuelto a colocar sin decir nada. Mañana redoblaré mis esfuerzos, no pienso volver a mi antiguo castillo, tan frío y húmedo. Creo que unos lamentos a medianoche resultarían efectivos. Quizá también un arrastrar de cadenas.

 

Abril.

Ganar, compromiso y camisa.

—Habla, escucharé tu propuesta.
—Deja a un lado tus hesitaciones, tienes mucho que ganar. Serás la diana de todas las miradas, no lo dejes al azar. Te convertirás en el alma de todos los jolgorios, conseguirás desposorios. Lánzate a vestir rozagante, ¡compra hoy la camisa de raso dorado brillante! Devolución sin compromiso.
—… ¿De verdad este es el experto en marketing que tenemos?

 

Mayo.

Importancia, estaba y lado.

No tiene importancia. No debería quitarte el sueño. El alcance de mi investigación va a ser inmenso. Thomas lo sabía, estaba entregado a la causa y se ofreció voluntario. ¿A qué viene ahora tanto llanto? La pérdida de una vida no tiene relevancia en el conjunto de mi obra. Por cada una que se pierda ahora, se salvarán miles en el futuro. Yo estoy con la ciencia, de parte de la humanidad. ¿De qué lado estás tú?

 

Junio.

Tumbó, malestar y señaló.

Su hermana señaló hacia el fondo de la cueva y se agazapó en las sombras. No había vuelto a hablar desde que el virus se llevara la vida de sus padres. Ella se tumbó a su lado sintiendo el constante malestar del hambre royendo sus entrañas. Escuchó a los depredadores merodear afuera. Sabía que la supervivencia dependía de que encontrasen su lugar en el nuevo mundo. Los humanos ya no volverían a ser la raza predominante.

 

Julio.

Forma, exactamente y justo.

—Justo aquí, detective. Esa es la forma que ha dejado su pisada. ¿Qué tipo de animal dejaría esa huella?
—Un animal muy grande, sin duda.
—¿Será el mismo que ha arrasado el bosque del norte?
—Exactamente esa es mi teoría.
—En el vecindario se habla de un extraño ser que dice venir de un lugar llamado Tierra. Usted no creerá eso, ¿verdad?
—Me temo que sí. Ya no estamos solos en este planeta.

 

Agosto.

Fuerte, máscaras y uñas.

Uñas de fantasía, maquillaje elaborado. Un peinado imposible, el encuadre cuidadosamente elegido. Te ríes fuerte delante de la cámara. Corazones anónimos flotan en la pantalla. Pero acaba el direct y caen las máscaras. Esos millones de seguidores no son tus amigos. Sola frente al espejo, el silencio de la soledad te abruma. ¡Corre, refúgiate en Instagram antes de que la tristeza te alcance! Sigue vaciando tu alma.

 

Septiembre.

Astucia, castillo y nerviosos.

Los niños han estado nerviosos toda la mañana, gritando y acarreando cubos de arena para construir el castillo. Yo solo quería unas horas de paz, pero ha sido imposible con esta jauría. Cuando han levantado la última torre he fingido que tropezaba y me ha cargado la mitad. Simulando que me costaba mantener el equilibrio he dado tres patadas que han acabado de destrozarlo. Ahora los niños lloran y yo me río de mi astucia.

 

Octubre.

Perfectamente, horizontal y negro.

—Horizontal, cinco letras, ausencia de color…
—¡Negro!
—El negro no es la ausencia de color, sino de luz.
—¿Cómo dices?
—En ausencia de luz, al no captar ninguna longitud de onda, nuestro cerebro genera el color negro mediante reacciones químicas.
—…
—Supongo que tienes perfectamente claro que el color es una percepción visual.
—¡Mira! Tu nombre; vertical, siete letras.
—Pone; fuego pirotécnico.
—Pues eso.

 

Noviembre.

Dejar, estamos y todas.

Hoy es nuestra oportunidad. En la noche de difuntos, los velos que separan la realidad de nuestra dimensión se difuminan. Las que fueron quemadas, las que fuimos asaltadas, las estranguladas, las desangradas, toda mujer muerta a manos de su pareja, ¡venid y escuchad! Hoy estaremos en las calles y en las casas, donde se necesite, para no permitir que vuelva a suceder. Para no dejar a ninguna mujer sola. ¿Estamos todas de acuerdo?

 

Diciembre.

Tono, venas y contestó.

Reto adicional, Escoge uno de estos elementos e incorpóralos a tu relato; acebo, muñeco de nieve, bastón de caramelo, caja envuelta en papel de regalo, un reno, corona, un ángel.

El acebo que me regaló la última navidad que pasamos juntos ha empezado a florecer. Nunca había sucedido. Ayer era su cumpleaños, le llamé para felicitarle pero no contestó. Hoy he sabido que mientras el teléfono sonaba, él se abría las venas en la bañera. Su hermana ha venido a darme la noticia. Hemos llorado juntas. Miro el acebo y veo que las flores tiene un tono rosado y manchas rojo rubí, el color de la sangre.

 

Estuvieron participando conmigo en el reto:

María José Viz Blanco.

Lídia Castro, de El blog de Lídia.

Jesús Garabato.

Patricia Babío.

Carmen Cano Soldevila.

David Orell, del blog David Orell.

Cel Red, del blog Bitácora del viajero que espera.

Estefanía, del blog El rincón literario de Thor y Kira.

Cyn, del blog El fantasma en mi tintero.

Denise, del blog Primera naturaleza.

Rafael, del blog Mi recreo.

Claudia, del blog Ficción absoluta.

Cris Mandarica, del blog Detrás de la pistola.

José Torma, del blog Cuentos, historias y otras locuras.

Atalanta, del blog Un libro junto al fuego.

Nuria, del blog La tacita de café.

Elvis, del blog Graceland.

Txema Álvarez.

Mari Carmen Caballero Álvarez, del blog La buhardilla del encanto.

Izaskun Albéniz, del blog Filias’ home.

Nacho Cuevas, del blog Falsa moneda.

Javier Puchades, del blog El decantador de letras.

Lulapatula, del blog Chispiletras.

Pilar Alejos, del blog Versos a flor de piel.

María, del blog Idilio en la oscuridad total.

Nysna, del blog La luna en vela.

M. A. Álvarez, del blog El blog de M. A. Álvarez.

Nahnnuk.

Mer, del blog Entre libros y Amigos.

Litxu.

Emma Fernández, del blog Emma Fernández.

María López, del blog Voz en off.

Yoli, del blog Dejando letras.

Aída, del blog Tormentas de tinta.

Misthy, del blog Místicos deseos. Elementales tentaciones.

Cristina Fairchild.

Sara, del blog Letras en el aire.

Katalin Álvarez, del blog Sé salmón.

Lluvia, del blog Lluvia Beltrán.

Marga, del blog Libros, exposiciones y excursiones.

Alma Rural, del blog Alma Rural.

M. Floser, del blog M. Floser.

Seren, del blog Sin título de momento.

Artisa Eva, del blog Un poquito de todo.

Yon Salgado, del blog Yon sin miedo..

Lorenzo.

María ML, Leyendo, tejiendo y cocinando en Klingon.

Mariluz Arnaldo.

Q. Ki. Guerrero, del blog Hadas Descalzas.

Enrique.

Sergio Llanes.

Jesús Salas, del blog Mis novelas y relatos.

Eva Gil Soriano, del blog Sueña, vive y ama.

Fran Robles.

Arekkusu.

J. D. González.

Plácido Romero, del blog Placidario.

Luis, del blog El relojero de Samarcanda.

Virginia.

Jorge Sosa.

Zoraida Azahara, del blog El nido de Zoraida.

Smokey pisó la raya.

Roberto Vázquez.

Cynthia.

Saricarmen, del blog Desde El Cielo.

Media Naranja85, del blog Media naranja.

No solo leo, del blog No solo leo.

Ana, del blog La pecera de Ana.

Jeanny, del blog Lectora en apuros.

Luis J. Goróstegui, del blog Observando el paraíso.

Isidro Moreno, del blog Microrrelatos para ratos.

Jessamine Seeley, del blog Jessamine escribe.

María José Sánchez.

Daniel Rodríguez, del blog El solitario.

Ana Belén.

José Luis Favatier.

Ana Centellas, del blog Ana Centellas.

Marina López Fernández, del blog Por el hueco de la escalera.

María del Pino Vega Ramos, del blog Pensamientos en silencio.

Oyidiya Oji, del blog Evergreen Spirit.

Keren Turmo, del blog El rincón de Keren.

Pin It on Pinterest