Google PlusFacebookTwitter

Reto: 5 líneas – Abril 2015

By on 1 Abr 2015 in reto 5 líneas | 35 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter
(Este reto consiste
en escribir, cada mes, un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras
propuestas. Pincha aquí para saber más.)
Abril:
Decía, años y alejados.
Decía que era
mejor para mí que nos mantuviéramos alejados el uno del otro. Y lo hicimos. Decía
que estaba claro cómo acabaría. Excusas para no intentarlo. Que él sabía lo que
era conveniente para mí, que merecía algo mejor que él. Entonces yo me casé con
otro y él se casó con otra, y los dos fuimos infelices, cada uno a su manera. Y
siguió diciendo y diciendo a lo largo de los años, pero nunca escuchó lo que yo
tenía que decir. 
Por Adella Brac.
En
sus reflexiones ella se decía que con el
paso de los años se olvidaría
de él, que la distancia que los mantenía alejados sería el
remedio para olvidarlo, sin embargo sabía que se engañaba sola porque estaba
enamorada como jamás lo había estado de ningún otro hombre, y tenía la certeza
de que aquella situación no sería fácil de superar
El meteorito había dañado el tanque de combustible. Habían
perdido dos terceras partes de las reservas. El manual de consumo decía que
tendrían que reducir la velocidad si querían volver a la Tierra, eso suponía,
con lo alejados que estaban, que tardarían más de cien años. Fuera como fuese
no vivirían lo suficiente, no tenía sentido regresar.
—Continuamos rumbo a Gliese 581g —ordenó el capitán—.
Confiemos en que Butler tenga razón.
Por J. Sfield, del
blog Tecleando al amanecer.
—Es extraño —me
decía—, los años nos han mantenido alejados, pero no separados.
Reviso los papeles
mientras recuerdo, tratando de poner en orden su vida. A esto se reduce todo al
final, fotos y documentos viejos. Toda una historia en cajas. Luego de un rato
lo encuentro, el testamento.
“Todos mis libros y
poemas se los dejo a…”
Por José Torma, del blog Cuentos, historias y otras locuras.
La leyenda decía que pasarían años alejados el uno del otro.
Sus espíritus se volverían piedra y el tiempo los haría polvo. Pasarían siglos
sin verse, con sólo un recuerdo distante y la certeza de una profecía que aún
debía cumplirse. Así debía ser para que al final los trágicos amantes
estuvieran juntos. Lo que ninguna leyenda ni profecía llegó a considerar fue la
volatilidad del corazón; cientos de años hacían imposible asegurar que todavía
se amaran.
Por Cel Red, del blog Bitácora del viajero que espera
Permanecieron
alejados de las
llamas de aquella hoguera de San Juan que, como todos los años, flameaba
testigo mudo de esa noche mágica. Él decía
que contemplarla en la distancia era mejor que permanecer pegados a ella, pues
calentaba el corazón y no el cuerpo. Pasearon cogidos de la mano por la playa,
sonrieron, contemplaron las estrellas y él jugó con su pelo haciendo caracoles
con sus rizos. Y entonces la besó. Por primera vez. Sonaban cantos, la hoguera
brillaba a lo lejos, la gente reía y ellos, también por primera vez, se amaron.
Por Aída, del blog Tormentas de tinta.
Solía
coleccionar ramas huecas y conchas de almeja como si fuera un niño que ve el
mar por vez primera; decía que eran la esencia de los años que él y su
tripulación pasaron alejados del mundanal ruido, esperando a ser rescatados de
aquella isla desierta a la que una tormenta traicionera les había arrastrado, y
de la que, ahora se daba cuenta, nunca quiso salir.
Por Aurora Losa, del blog La desdicha de ser salmón
Lucy,
hablando de su pareja decía que la indiferencia los mantiene alejados y que así
llevan años. Yo, callada; pendiente de mi Astolfo todo el rato. La plasta de
Aurora, a mi lado en el mismo banco, alabando a su Coque no dejaba de insinuar
que el mío “es un poco raro”. Fue llegar el bruto de Domo, por la entrada misma
que da a la Avenida, y verle salir a su encuentro moviendo la cola sin dejar de
ladrar. Sí: mi mascota es gay.
Por Mari Carmen Caballero Álvarez, del blog La buhardilla del encanto.
Caminábamos descalzos por la orilla. Habíamos estado muchos
años alejados el uno del otro, (una coma) sin tener noticias de ningún tipo. Él
decía a sus amigos que algún día nos reencontraríamos, estaba convencido de
ello, o que sería aun cuando fuera la muerte quien nos reuniese de nuevo,
repetía incansable en la trinchera. El tiempo es distinto una vez que te quitas
los zapatos.
Por David Orell, del blog David Orell.
Alejados los caminos que habían tomado ya ni se veían las huellas que habían
dejado a su paso. La lluvia las había borrado hacía un par de años.
La leyenda decía que al llegar al
lugar en el que a las dos diesen las tres pero fuese realmente la una
encontraría el final de la senda y volverían a verse las caras. Por eso todos
los años el dirigente gallego aprobaba el cambio de hora: porque aún no había
encontrado su destino. ¿Qué habría sido de ella? Miró el reloj, este año
tampoco lo sabría.
Por Cris Mandarica,
del blog Detrás de la pistola.
Han pasado los
años… y no dejo de pensarte, aun escucho tu voz, esa que me decía que estar
sin mí no podías, pero ahora estas con otro y yo sin nadie, te cobijas en sus
brazos y él se estremece de tenerte… nunca estuvimos más alejados; aquella
noche que deseaba tu silencio y tus labios en los míos, mis brazos en tu
cintura y los tuyos en mis hombros, debí decirte que te quedaras, que aun había
un futuro para nosotros.
Por Daniel Ramirez.
Al
principio, decía que nada nos podría separar, que seríamos invencibles y
permanecíamos juntos hasta el final de nuestros días. Siendo tan jóvenes e
inseguros como éramos pensábamos que el amor perduraría durante toda la
eternidad. Sin embargo, en esta vida todo es tan efímero que ni siquiera nos
dimos cuenta cuando se nos empezó a romper el corazón. Con los años comenzamos
a mantenernos alejados hasta convertirnos en simples extraños separados por la
distancia infinita del tiempo.
Karen,
del blog Mi misterioso mundo.
  
A
veces me pregunto si todo es producto de mi imaginación, si esas voces que oigo
en mi cabeza proceden de mi propia conciencia o de mi otro yo. Ya lo decía mi amiga Estefanía,
que cuanto más alejados entre sí mantuviese a mis dos yoes, podría disfrutar más
años de mi verdadera rubiez
. Y eso es lo que quiero, jugar todas
mis cartas mientras me hago la inocente y finjo que soy solo una. La cuestión
es cuál de ellas.
Por Lluvia
Beltrán, del blog Lluvia Beltrán.
Cuando era chica, mi madre decía a menudo lo de que una
manzana por día mantenía alejados a los médicos. Gracias a eso gocé de una
excelente salud durante años. Pero un día, subí en el ascensor con un vecino
nuevo, el del 4° D. ¡No sabés lo que era! La del 3° C me comentó más tarde que
era médico, y ese mismo día dejé de comer manzanas. Y el resto, bueno, ya lo
ves, fue cuestión de tiempo.
Por
Denise, del blog Primera naturaleza.
Siempre
me decía que los años que debíamos pasar alejados serían tan solo un suspiro, y
que el día menos pensando volveríamos a estar juntos. Que me echaba de menos
por las noches y con el café de las mañanas. Que contaba cada minuto que pasaba
y que no imaginaba la vida sin mí. Siempre me decía que me quería y me
extrañaba, y yo le creí, sin saber que su corazón ya estaba bien acompañado
mientras yo lloraba su ausencia.
Por Nah Nnuk.
Te quería, porque sí, porque era un reto, porque quería. Por
años dimos vueltas alrededor del otro: miradas, palabras, abrazos, peleas
(sobretodo peleas), gritos y más miradas. Decía que te quería porque se sentía
bien quererte y que me quisieras, cada uno a su manera, queriendo a otros en el
camino. Decía que te quería, pero después de años alejados, sé que nunca te
quise como decía y tú nunca me quisiste como creías.
Por Francisco José,
del blog Kangelu.
Lo que yo pensaba no estaba lejos de la realidad. Siempre
decía que lo que nos unía era algo tan fuerte que nada ni nadie lo podía
romper. Podíamos estar separados, pero nunca alejados, podían pasar meses o
años, pero nuestra profunda complicidad, nuestra infinita confianza y las
tremendas ganas de estar siempre juntos hacían que los 1000 kilómetros que nos
separaban no fuesen más que un pequeño obstáculo, por eso, el día en que
pudimos salvarlo y llegué aquí, fue para quedarme.
Por
Esther Bosé, del blog Solo contenidos.

¡Anímate a participar! Deja tu relato en los comentarios para que
pueda añadirlo.



35 Comments

  1. Atalanta

    1 abril, 2015

    Post a Reply

    Este es más romántico (o a mí me lo parece) que otros.
    Si me permites decirlo, mi preferido es el de Navidad, que tenía las tres palabras, vestido, papá y compartir 🙂
    Besos!

    • adellabrac

      1 abril, 2015

      Post a Reply

      Definitivamente, el género romántico no es lo tuyo xD
      Me alegra que te gustara el relato de diciembre, pero este es más mi estilo, lo siento 😀
      ¡Gracias por la visita, Atalanta! Siempre es un placer leerte 😉
      Un beso.

    • adellabrac

      1 abril, 2015

      Post a Reply

      ¡Me encanta tu entusiasmo! 😀
      Me alegra que te guste mi relato 🙂 Me salió así, pero cuando lo estaba publicando pensé en ti, porque es muy de tu estilo 🙂
      ¡Gracias por participar en el reto! 😉
      Un beso.

  2. Alaaa, qué bonito y cuántas veces ha pasado eso, ¿verdad? Este mes me retrasaré algo más de lo habitual en publicar, porque me voy de vacaciones. Haz el favor de tirarme de las orejas si me olvido 😛 Biquiños!

    • adellabrac

      1 abril, 2015

      Post a Reply

      No te preocupes, a mediados de mes pasaré lista 😉
      ¡Qué disfrutes mucho de tus vacaciones! 🙂
      Gracias por la visita 😉
      Bicos.

  3. J.Sfield

    1 abril, 2015

    Post a Reply

    Hola Adella,

    Me ha gustado tu "5líneas", que importante es saber escuchar…

    Aquí te dejo el mio, a ver qué te parece 🙂

    El meteorito había dañado el tanque de combustible. Habían perdido dos terceras partes de las reservas. El manual de consumo decía que tendrían que reducir la velocidad si querían volver a la Tierra, eso suponía, con lo alejados que estaban, que tardarían más de cien años. Fuera como fuese no vivirían lo suficiente, no tenía sentido regresar.
    —Continuamos rumbo a Gliese 581g —ordenó el capitán—. Confiemos en que Butler tenga razón.

    Un abrazo

    • adellabrac

      1 abril, 2015

      Post a Reply

      Me gusta mucho 🙂 Parece un comienzo de novela muy prometedor 😀
      ¡Gracias por participar en el reto! 😉
      Un beso.

  4. Ahora si puedo comenzar mi dia jeje un abrazo. Mi contribucion de este mes:

    —Es extraño —me decía—, los años nos han mantenido alejados, pero no separados.

    Reviso los papeles mientras recuerdo, tratando de poner en orden su vida. A esto se reduce todo al final, fotos y documentos viejos. Toda una historia en cajas. Luego de un rato lo encuentro, el testamento.

    “Todos mis libros y poemas se los dejo a…”

    • adellabrac

      1 abril, 2015

      Post a Reply

      ¡Te han sobrado cuatro líneas! Están las tres palabras en la primera frase 😀
      Todos quedaremos reducidos a fotos y documentos viejos… Y rastros en redes sociales xD
      ¡Gracias por participar en el reto! 😉
      Un beso.

  5. Cel Red

    1 abril, 2015

    Post a Reply

    Ay esos problemas de comunicación, muy mal u.u

    Por acá el mío:

    La leyenda decía que pasarían años alejados el uno del otro. Sus espíritus se volverían piedra y el tiempo los haría polvo. Pasarían siglos sin verse, con sólo un recuerdo distante y la certeza de una profecía que aún debía cumplirse. Así debía ser para que al final los trágicos amantes estuvieran juntos. Lo que ninguna leyenda ni profecía llegó a considerar fue la volatilidad del corazón; cientos de años hacían imposible asegurar que todavía se amaran.

    http://viajeroqueespera.blogspot.com/2015/04/microcuento-los-amantes.html

    • adellabrac

      2 abril, 2015

      Post a Reply

      Ays, ya no hacen profecías como las de antes 😀
      ¡Me gusta el tono que le has dado al relato! 😉
      Gracias por participar en el reto 🙂
      Un beso.

  6. Aquí mis fieles cinco líneas. Perdona si no aparezco estos días por el blog, he tenido con el ordenador una movida bastante rarita. Un beso.

    UNA TARDE EN EL PARQUE

    Lucy, hablando de su pareja decía que la indiferencia los mantiene alejados y que así llevan años. Yo, callada; pendiente de mi Astolfo todo el rato. La plasta de Aurora, a mi lado en el mismo banco, alabando a su Coque no dejaba de insinuar que el mío “es un poco raro”. Fue llegar el bruto de Domo, por la entrada misma que da a la Avenida, y verle salir a su encuentro moviendo la cola sin dejar de ladrar. Sí: mi mascota es gay.

    Mari Carmen Caballero Álvarez

    http://labuhardilladelencanto.blogspot.com.es/

    • adellabrac

      9 abril, 2015

      Post a Reply

      Sí, ya me habías contado. No te preocupes. Espero que se solucione pronto 🙂
      ¡Buen relato! Creo que es la primera vez que te veo usar ese tono humorístico, un poco absurdo. Es fresco 🙂
      Gracias por participar en el reto 🙂
      Un beso.

  7. David Orell

    11 abril, 2015

    Post a Reply

    Holaaaaaaaaaaaaa!!!! Con algo de retraso, pero aquí te dejo mi reto XD

    Caminábamos descalzos por la orilla. Habíamos estado muchos años alejados el uno del otro, (una coma) sin tener noticias de ningún tipo. Él decía a sus amigos que algún día nos reencontraríamos, estaba convencido de ello, o que sería aun cuando fuera la muerte quien nos reuniese de nuevo, repetía incansable en la trinchera. El tiempo es distinto una vez que te quitas los zapatos.

    Besazo!

    • adellabrac

      11 abril, 2015

      Post a Reply

      ¡Precioso! Esa frase con la que cierras el texto me ha parecido maravillosa 🙂
      Gracias por participar en el reto, llegas a tiempo, todavía queda mucho mes por delante 😉
      Beso grande 😉

  8. adellabrac

    12 abril, 2015

    Post a Reply

    ¡Gracias por participar en el reto, Daniel! Pero la premisa es incluir las palabras tal y como se proponen, así que tienes que utilizar "decía", no vale "decirte". ¿Puedes corregirlo?
    Un abrazo 🙂

  9. Daniel Ramirez

    13 abril, 2015

    Post a Reply

    Cierto!! en la premura por escribiros, en la corrección lo borre, una disculpa. un fuerte abrazo y espero que os gustéis

    han pasado los años… y no dejo de pensarte, aun escucho tu voz, esa que me decía que estar sin mi no podias, pero ahora estas con otro y yo sin nadie, te cobijas en sus brazos y el se estremece de tenerte… nunca estuvimos mas alejados; aquella noche que deseaba tu silencio y tus labios en los mios, mis brazos en tu cintura y los tuyos en mis hombros, debí decirte que te quedaras, que aun había un futuro para nostros

  10. Cris Mandarica

    13 abril, 2015

    Post a Reply

    Hola guapa, vengo a avisarte de lo que tú solita te has enterado, que ya he publicado el relato de cinco líneas de este mes. Ya sé lo que pasé, le di para publicar el lunes, lo que yo pensaba que era el lunes, pero el puñetero calendario de blogger empieza en domingo xdddd. Biquiños!

    • adellabrac

      13 abril, 2015

      Post a Reply

      ¡Es verdad! Hay que fijarse en los números, que ese calendario no es de fiar 😀
      Gracias por participar en el reto, una vez más 😉
      Bicos.

  11. Denise

    18 abril, 2015

    Post a Reply

    Hola, te dejo mis cinco líneas del mes. Cuando tenga tiempo voy a ir comentando todos los cuentos publicados.

    …screw the fruit
    Cuando era chica, mi madre decía a menudo lo de que una manzana por día mantenía alejados a los médicos. Gracias a eso gocé de una excelente salud durante años. Pero un día, subí en el ascensor con un vecino nuevo, el del 4° D. ¡No sabés lo que era! La del 3° C me comentó más tarde que era médico, y ese mismo día dejé de comer manzanas. Y el resto, bueno, ya lo ves, fue cuestión de tiempo.

    http://primeranaturaleza.blogspot.com.ar/2015/04/screw-fruit.html

    Saludos!!

    • adellabrac

      20 abril, 2015

      Post a Reply

      El tío debía estar realmente bueno para cambiarlo por salud xD
      Un relato muy divertido, Denise, gracias por participar en el reto 😉
      ¡Un beso!

  12. Nahn Nuk

    19 abril, 2015

    Post a Reply

    En mi linea en cuanto a fechas… Aquí os dejo el mío:

    Siempre me decía que los años que debíamos pasar alejados serían tan solo un suspiro, y que el día menos pensando volveríamos a estar juntos. Que me echaba de menos por las noches y con el café de las mañanas. Que contaba cada minuto que pasaba y que no imaginaba la vida sin mí. Siempre me decía que me quería y me extrañaba, y yo le creí, sin saber que su corazón ya estaba bien acompañado mientras yo lloraba su ausencia.

    • adellabrac

      20 abril, 2015

      Post a Reply

      La mayoría hemos optado por el tema romántico, está claro que las palabras se prestaban a ello 🙂
      ¡Gracias por participar en el reto! 😉
      Un beso.

    • adellabrac

      21 abril, 2015

      Post a Reply

      Sin problema, todavía estás en tiempo 🙂
      Me voy ahora mismo a leerlo.
      ¡Gracias por participar en el reto!
      Un beso 😉

    • adellabrac

      23 abril, 2015

      Post a Reply

      Tranquila, hasta el último día de mes entras en tiempo 🙂
      Me voy a comentarlo a tu blog.
      ¡Gracias por participar en el reto! 😉
      Un beso.

¿Quieres comentar algo?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: