Google PlusFacebookTwitter

Reto: 5 líneas – Abril 2017

By on 1 Abr 2017 in reto 5 líneas | 44 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

logo-reto-5-líneas(Este reto consiste en escribir, cada mes, un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras propuestas. Pincha aquí para saber más.)

Abril:
Ganar, compromiso y camisa.

 

—Habla, escucharé tu propuesta.
—Deja a un lado tus hesitaciones, tienes mucho que ganar. Serás la diana de todas las miradas, no lo dejes al azar. Te convertirás en el alma de todos los jolgorios, conseguirás desposorios. Lánzate a vestir rozagante, ¡compra hoy la camisa de raso dorado brillante! Devolución sin compromiso.
—… ¿De verdad este es el experto en marketing que tenemos?
Por Adella Brac.

 

Mis asistentes me ayudan a ponerme el traje. Esta vez el compromiso es muy alto, pero llevo mis calzoncillos de la suerte y tengo el presentimiento de que la expedición a Júpiter será un éxito. ¡Vamos a ganar a esos malditos alienígenas!
—Doctor, el paciente ya tiene puesta la camisa de fuerza.
—Bien, llévenlo a la cámara de aislamiento.
Por Lidia Castro, del blog Mis historias y otros devaneos.

 

Se abrochó la camisa pensando en la apuesta que había aceptado un año atrás. Para callar la boca a sus colegas y satisfacer su orgullo varonil, acabó comprando un anillo de compromiso. Lo único que importaba era ganar el maldito desafío (cómo se lo iba a restregar a los amigos), y por este absurdo motivo una mujer vestida de blanco iba a tener la mayor decepción de su vida ante el altar.
Por Nuria, del blog La tacita de café.

 

Antes de salir de la oficina, iría a pedirle al jefe un aumento de sueldo. No tenía nada que perder y, tal vez, mucho que ganar. Lo había discutido con su marido y había adquirido el compromiso de no postergarlo más. Comprobó su aspecto en el espejo del lavabo, se alisó la camisa y se dirigió al despacho. Cuando le abrieron, el jefe le presentó a su nueva sustituta, una joven becaria que sonreía retocándose el lápiz de labios.
Por Carmen Cano.

 

—Ya sabe que tengo un compromiso con ustedes, ¿verdad? Si observa, llevo puesta la camisa roja, símbolo de la empresa. Estoy preparado para ganar mucha clientela y, consecuentemente, dar mayores beneficios a la empresa—. ¡Pobre hombre! Encima de ser un pésimo orador ¡es daltónico! Presumir de que es roja su camisa, siendo negra… No le auguro muchos éxitos en nuestra multinacional.
Por María José Viz.

 

—No hace falta que vayas, pero es un compromiso, tenlo en cuenta. Si vas, que muchos esperan que vayas, ponte una bonita camisa, de esas que tú odias y que te quedan de p**a madre.
—¡Esa camisa es horrible! A ver, no voy a ganar nada yendo. Lo sabes, ¿no?
—No me importa, solo te digo que debes ir y dar la cara.
—¡Ah! Entonces me quedo en calzoncillos, mientras no se me vea de cintura para abajo, bastará.
—Cómo quieras, pero ponte la camisa de flores que te compré.
Por David, del blog David Orell.

 

Por la noche, el toque de queda pactado no se cumplió. Desde las almenas, una camisa de fuego fue lanzada a nuestra goleta que rápidamente comenzó a arder. Me lancé al mar, con la intención de ganar la costa y en el pensamiento, el compromiso a mi comandante de abatir al enemigo. A lo lejos oía los gritos de dolor de algunos, que envueltos en llamas se precipitaban al mar. La batalla había comenzado y no había vuelta atrás.
Por Txema Alvarez.

 

La mirada intensa. Su camisa absorbe el sudor, ganar es su único compromiso. El oficial levanta la mano y dispara. La carrera ha comenzado. Trote lento, ajustando su respiración. Un grupo se separa y él empieza a acelerar. A su espalda escucha el ruido de las balas que abaten a los más rezagados. Es una prueba a muerte donde solo hay un lugar, el primero. La humedad oscurece su atuendo y aprieta el paso. Atrás, los disparos se hacen más tenues y frecuentes.
Por José Torma, del blog Cuentos, historias y otras locuras.

 

Yo tenía el fuerte compromiso de no ganar más peso. Un solo gramo más y los botones podrían explotar o la tela rasgarse. ¡Lo que engorda el Prozac! Al fin y al cabo aquella camisa es lo único que me quedaba de ti. Ahora el compromiso no es contigo, tampoco conmigo mismo, es con tu camisa o la mía, según se mire.
Por Rafael, del blog Mi recreo.

 

Esa camisa de cuadros colgada en la silla de tu habitación, que hace de mesilla, dice mucho de ti. Tu compromiso en comprar por fin los muebles ha fracasado, estás demasiado concentrado en ganar la partida. Pero esto nunca ha sido un juego. Si crees que tú ganas, entonces los dos perdemos. Mira al cielo por esa ventana abierta al mundo y convéncete de que somos tan insignificantes como infinito el universo.
Por Cris Mandarica, del blog Detrás de la pistola.

 

Una chica atendía a la señora del bolso azul. Me dio escalofríos la imagen del diablo sobre el muro izquierdo, elegí la camisa de lagarto y pasé a un probador. De pronto oí un aullido. Semidesnuda, qué compromiso, retiré la cortina. En la tienda una sombra bestial ampliaba el póster del maligno, la chica se desmayó. Rauda, la dueña del bolso azul, experta en ganar, huyó. En la mano llevaba una grabadora, un proyector y cuatro enormes bolsas de ropa que llenaron el maletero del coche aparcado fuera.
Por Mari Carmen Caballero Álvarez, del blog La buhardilla del encanto.

 

Su vida había dado un giro de 360º y aún no sabía el por qué ni cómo había llegado hasta ahí. En lugar de disfrutar y tomar sus propias decisiones todo giraba en torno al compromiso y a lo que los demás esperaban de él. Sabía que así no podría ganar su propia batalla ni ser el capitán de su barco. “Solo un día más y pondré rumbo a mi libertad” pensó mientras se abrochaba la camisa que tendría que llevar de nuevo en aquella ridícula fiesta.
Por Sara, del blog Letras en el aire.

 

«Ponte la camisa, es perfecta para el concepto» oyó Roy, al probarse el vestuario del nuevo video. Estaba obligado a ganar, en una carrera hacia la nada. El contenido, la originalidad… a la mierda. Su amor por la música era un recuerdo, el compromiso le apretaba el cuello. Ira, eso sentía. Se miró las manos, aún en el cambiador. Sus dedos brillaban. Se miró entero, su piel vibraba. Todavía podía ser arte. Salió al pasillo, las vendedoras gritaron. Y no de admiración.
Por Cyn, del blog El fantasma en mi tintero.

 

Miro hacia abajo y tengo la camisa llena de sangre. Al levantar la vista, confuso, veo la horrible realidad: Un cuchillo en mi mano y un cadáver en el suelo; entonces lo recuerdo todo. Debía ganar, era cuestión de vida o muerte, debía vencerlo, matarlo, o morir. Pero también recuerdo el compromiso, lo que me prometieron si ganaba, y comienzo a sentirme algo mejor, lo que al mismo tiempo me hace sentir fatal. Acabo de matar a un hombre, pero me siento bien.
Por Nysna, del blog La luna en vela.

 

Sacó la carne del horno y la probó. Tierna y sabrosa, podría ganar un concurso. Tras la pelea con Pete el compromiso de la cena le pareció un engorro, pero al final resultó una bendición. Se quitó el delantal y vio una delatora mancha roja en su camisa. Subió al dormitorio y se cambió. Quemaría la prenda, única evidencia en su contra. La otra prueba desaparecería en unas horas consumida por los ácidos estomacales de los amigos de Pete.
Por Atalanta, del blog Un libro junto al fuego.

 

Como una luchadora que es, mi madre adquirió el compromiso de ganar la partida a este juego que es la vida. Y lo consiguió sin arrugar la camisa, esa que con tanto amor tenía guardada para una ocasión tan especial: su 80 cumpleaños el pasado día 7. Felicidades de nuevo.
Por Estefanía, del blog El rincón literario de Thor y Kira.

 

Él había vuelto. Pese a las horas de vuelo, su camisa estaba impecablemente blanca. Entró en la habitación, se detuvo a observarme en silencio mientras me desvetía. Se sentó en la cama e hizo me subiera a hojarcadas sobre él. ¿Cuándo entenderás que eres mía? –susurró en mi oído. ¿Cuándo, que soy completamente tuyo? Ya no se trataba de ganar o perder, ni siquiera de llegar a algún tipo de compromiso. Sólo de ser.
Por Misthy, del blog Místicos deseos. Elementales tentaciones.

 

Me dijiste que odiabas el compromiso, y sin embargo aquí estás, desabrochando mi camisa mientras tu sonrisa acrecienta mis ansias de morder tu boca. ¿En qué momento te he dejado ganar en ese estúpido juego? Sé que nunca podré poseerte, pero esta noche me permitiré soñarlo.
Por Lluvia, del blog Lluvia Beltrán.

 

Ganar tantas partidas al póquer no fue buena idea, debería haber perdido un par de manos, pero siempre he tenido ese compromiso conmigo mismo, siempre me he negado a perder cuando tengo la posibilidad de vencer. Ahora estoy bajo la lluvia, tumbado en medio de una carretera sin tráfico, con la nuca sangrando, la camisa rasgada y, no tengo muy claro el motivo, el pantalón desabrochado. ¿Qué narices me ha pasado? Recuerdo haberme reído de esos patanes, pero luego… todo negro.
Por M. Floser, del blog M. Floser.

 

Se ajustó la pajarita una vez se hubo cambiado la camisa y se dispuso decidido a abrir la taquilla a sus clientes. Fiel a su compromiso desde los últimos cincuenta años, no iba a dejarse ganar ni abrumar por aquel gran centro comercial de nueva apertura en la ciudad. Aquella batalla tan solo acababa de comenzar… Encendió la máquina de palomitas, preparó su mejor sonrisa y colgó el cartel de “Abierto”, dispuesto a luchar.
Por Seren, del blog Sin título de momento.

 

Siempre tuviste miedo al compromiso, en cuanto te encariñabas con alguien demasiado, emprendías la huida. Pero, a veces, sucede algo inesperado, la vida te pone el corazón cabeza abajo y no lo puedes evitar. Te fue imposible escapar de aquellos ojos, de su boca y de su forma de amar. No podías ganar. Abraza fuerte tu camisa a tu espalda y el dolor pasará…
Por Pilar Alejos, del blog Versos a flor de piel.

 

Estábamos deseando ganar un concurso de la tele, por eso decidimos que íbamos a adquirir el compromiso de no echarnos atrás. Tuvimos la suerte de ser seleccionadas para participar, iba a venir un coche a recogernos a las tres, tocaron a la puerta cuando estaba terminando de ponerme la camisa. ¡Qué nervios! ya nos íbamos para el concurso. Bajé rápido, en el coche ya me esperaba mi amiga Ana, solo faltaba recoger a Carmen y derechas a ganar.
Por Artisa Eva, del blog Un poquito de todo.

 

Para ganar la otra orilla tenía que atravesar el río nadando. Guardó sus pantalones, su camisa y sus zapatos en una bolsa con la esperanza de que la ropa llegara seca al otro lado. El compromiso adquirido con su familia le hacía arriesgarse al máximo. Confiaba en no encontrarse con la patrulla fronteriza nada más dejar el agua. Tal vez así lograría el sueño americano y podría traer a toda su familia a la parte rica del mundo.
Por Alma Rural, del blog Alma Rural.

 

—Tranquilo. Es normal que estés nervioso. La primera vez que salí ahí fuera tenía miedo; otras como yo iban a estar mirando, analizando cada palabra y pensando en qué decisión tomar. ¡Tú eres el experto! Les vas a hablar de compromiso, de ganar, si eligen el bando adecuado. Sabes que las camisetas de tirantes pasaron de moda hace tiempo. ¡Sal ahí y convéncelos! —dijo la camisa. Marc se ajustó su chapa identificativa: Comercial. 7 Camicie.
Por Yon Salgado, del blog Proyecto Aesteria.

 

Tras una noche de intenso placer salió sigilosamente del dormitorio. A su paso fue recogiendo con cautela su camisa, pantalón, capa… Patente quedó su roja huella. Ganar tiempo era su principal objetivo. Antes del amanecer tenía que desaparecer. La luz del nuevo día no daría cabida al compromiso de un pérfido vampiro con una joven de rostro virginal.
Por Litxu.

 

Esto no iba de ganar prestigio o fama. Su compromiso con el mundo se selló a su llegada y con el descubrimiento de lo que podía hacer. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. No se lo habían dicho a él, pero son palabras que Jonathan podría haber pronunciado. Con el primer grito de auxilio que llegó a su super oído se quitó las gafas y se abrió la camisa; listo para cumplir una vez más con su deber.
Por Nahnnuk.

 

La reunión de esta mañana es fundamental para la empresa, repaso los informes por última vez con el café en la mano. Quince minutos eternos para la prueba de fuego, hay que ganar a la competencia para mantener el compromiso con los proveedores. Nuestra máxima es ofrecer un servicio limpio y de calidad.
—¡Mierda, manché la camisa con el café!
Por Marga, del blog Libros y excursiones.

 

El único compromiso que adquiría diariamente era el de maquearse esmeradamente antes de salir de casa, según él para ganar atractivo dada su escasa belleza natural. Siempre vestía de traje con la camisa abierta dejando ver un pecho musculoso y depilado, así se creía provocador. Para los del barrio era objeto de continua burla, rumoreaban que no se comía ni una rosca, habladurías que le traían sin cuidado, dado que a él lo que siempre le habían gustado eran los churros.
Por Mer, del blog Entre libros y Amigos.

 

Cuando vi por primera vez el símbolo en su camisa, tuve la certeza de que su insistencia en entablar amistad conmigo era para que me uniera a su movimiento.
—Tenemos el compromiso de ayudar a la humanidad a ganar su libertad— fue lo que me dijo durante nuestra última conversación. En ese momento, una opresión muy intensa creció en mi pecho; aquellas palabras escondían algo oscuro y esclavizante. No, no volvería a caer.
Por Claudia, del blog Sentimiento y juego.

 

Aquel compromiso con su jefe acabó antes de lo esperado. Tenía la camisa empapada en sudor. La ola de calor duraba ya demasiado tiempo, aquel agosto parecía interminable. Imaginaba las calles de la ciudad como barrotes de una inmensa parrilla. Buscó un bar, si podía tener aire acondicionado mejor, pero sobre todo, quería una cerveza bien fría. Hoy le iba a ganar la batalla al bochorno, aunque la guerra la perdería como cada verano.
Por Lorenzo.

 

¡Cerrado!
Consulta aquí las palabras del mes en curso.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

44 Comments

    • Adella Brac

      4 abril, 2017

      Post a Reply

      Me alegra que te haya gustado, Nuria 🙂
      La verdad es que estas palabras se me atascaron un poquito xD
      ¡Gracias por la visita! 😉
      Besos.

  1. David Orell

    5 abril, 2017

    Post a Reply

    Cada vez me siento más viciado a este reto. No tienes ni idea de lo motivador que me resulta. Es más, logras activar esas ideas muertas dentro de mi cerebro.
    Felicidades, Adella 😛

    • Adella Brac

      7 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Me hace muy feliz tus palabras! 😀
      Precisamente esa era la idea cuando creé el reto 🙂
      Gracias por estar 😉
      Por cierto, con tu relato has creado una imagen de lo más interesante en mi mente xD
      ¡Besazo!

        • Adella Brac

          20 abril, 2017

          Post a Reply

          ¡Tal cual! Un tío detrás de un atril vestido de esa guisa, todo serio, hablando algún tema trascendental. Y la gente flipándolo, buscando el ángulo para comprobar si es lo que les parece que es xD

  2. Txema

    6 abril, 2017

    Post a Reply

    Relato enviado! Esta vez, me he inspirado en la conquista de un castillo desde el mar. Saludos!!

    • Adella Brac

      7 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Muy bueno!
      Se nota que mes a mes te esfuerzas en sacarle el máximo partido a las palabras buscando significados diferentes a los obvios. ¡Buen trabajo! 🙂
      Y una vez más, gracias por participar en el reto 😉
      ¡Un saludo!

  3. María José Viz Blanco

    7 abril, 2017

    Post a Reply

    En esta ocasión, he tardado un poquito más en enviar mi relato, pero no me olvido de ti, Adella, ni de tu atractivo Reto. Un abrazo fuerte.

    • Adella Brac

      11 abril, 2017

      Post a Reply

      Sí, esta vez no has sido la primera, pero por supuesto contaba con tu participación 😉
      Aprovecho para decirte que me gusta mucho tu relato, aunque yo hubiese variado un poco el orden de las últimas frases para acabar con “pobre hombre” o “es daltónico”.
      Independientemente de eso, creo que has hecho un buen trabajo 🙂
      Una vez más, gracias por participar 😉
      ¡Un abrazo!

  4. Cris Mandarica

    11 abril, 2017

    Post a Reply

    Hola Adella! Aquí estoy una vez más, esta vez un poco más temprano. Te dejo el mío, el lunes que viene le haré un hueco en mi blog 🙂 Biquiños!

    “Esa camisa de cuadros colgada en la silla de tu habitación, que hace de mesilla, dice mucho de ti. Tu compromiso en comprar por fin los muebles ha fracasado, estás demasiado concentrado en ganar la partida. Pero esto nunca ha sido un juego. Si crees que tú ganas, entonces los dos perdemos. Mira al cielo por esa ventana abierta al mundo y convéncete de que somos tan insignificantes como infinito el universo.”

    • Adella Brac

      12 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Cómo se nota que ya eres veterana es esto! 😀
      Me gusta la manera en que lo dices todo sin decirlo en realidad, el tono y esa última frase taaan real, ¡buen trabajo! 🙂
      Beso grande.

  5. Mari Carmen Caballero Álvarez

    12 abril, 2017

    Post a Reply

    ¡Hola! Qué original y qué bien trabajado veo tu micro, Adella. Te felicito. Grandes ideas descubro expuestas por aquí, en los restantes trabajos, aunque aún faltan. Estaré pendiente para un seguimiento; no renuncio.

    A ver qué te parece a ti el mío, ya lo envié.

    • Adella Brac

      12 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Me encantan tus palabras sobre mi relato! Pero tengo que confesar que no estaba muy inspirada y escribí esas líneas a modo de juego xD
      El tuyo me gusta mucho, se te notan las tablas 😉 Veo muy elaborado ese robo para unas prendas de ropa, ¡a saber qué haría la señora del bolso azul si tuviese que atracar un banco! xD
      Una vez más, gracias por participar en el reto 😉
      Un abrazo.

  6. sara

    14 abril, 2017

    Post a Reply

    ¡Hola! Ya he participado ^^ espero poder escribir el de Marzo porque no me dio tiempo 🙁
    ¡Un besazo!

  7. Cyn

    14 abril, 2017

    Post a Reply

    Me encantó tu micro, con esas rimas tan graciosas xD Te dejo el mío, aunque por primera vez en mucho tiempo he tenido problemas para recortar palabras 😛
    ¡Besos!

    • Adella Brac

      20 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias por tus palabras sobre mi relato, Cyn! 🙂
      ¿Se te han quedado cortas las 5 líneas? xD
      Voy a comentarlo a tu blog 😉
      ¡Gracias por participar en el reto!
      Un beso.

  8. Atalanta

    17 abril, 2017

    Post a Reply

    Hola, Adella:
    Acabo de subir el relato 🙂 En cuento vi la palabra camisa me vino a la mente el relato pero he tardado en escribirlo… con las fiestas (espero que las disfrutaras mucho) estaba un poco vaga xD
    Este mes me ha gustado especialmente el de Txema 🙂
    Besos.

    • Adella Brac

      20 abril, 2017

      Post a Reply

      Txema es un crack 😀
      Las fiestas las disfruté mucho, pero ahora estoy pagando las consecuencias xD
      Sobre tu relato, es genial cuando una palabra te impulsa de esa manera 🙂
      Por cierto, el detalle de la mancha sobre la camisa es muy visual y me encanta. Te ha quedado un texto muy a lo Stephen KIng xD ¡Buen trabajo!
      ¡Y gracias por participar en el reto!
      Un beso.

  9. M. Floser

    23 abril, 2017

    Post a Reply

    Hola, soy nuevo por estas tierras, me recomendó el reto David Orell, me pareció muy divertido. El viernes te mandé mi primer relato, espero que te guste. Gracias por esta iniciativa.

    • Adella Brac

      28 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias a ti por participar! ¡Bienvenido al reto! 🙂
      Creo que te has estrenado con muy buena nota, me gusta mucho la estructura circular con la que has construido tu relato, ¡buen trabajo!
      Espero seguir contando contigo 😉
      ¡Un saludo!

  10. Mari Carmen Caballero Álvarez

    24 abril, 2017

    Post a Reply

    ¡Hola, Adella! Comentarte que me ha encantado la entrevista que te hace David Orell. Sincera y coherente. Es maravilloso. Te acerca un poquito más a quienes te admiramos. Felicidades. Un beso.

    Mari Carmen C.

    • Adella Brac

      28 abril, 2017

      Post a Reply

      Lo he recibido perfectamente, Pilar, y me encanta 🙂
      Me gusta mucho que hayas elegido esa narración en segunda persona y esa última frase, que me parece tan potente, ¡buen trabajo!
      Gracias por participar en el reto 😉
      Un beso.

    • Adella Brac

      28 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias a ti por participar! ¡Bienvenido! 🙂
      Y no te preocupes, aquí nadie lo hace mal 🙂
      Me ha gustado mucho tu relato, cómo has convertido esa arenga en un discurso motivacional. Al fin y al cabo, nuestros trabajos son los campos de batalla de la vida moderna, ¿no?
      ¡Buen trabajo! 🙂 Espero seguir contando contigo 😉
      Un abrazo.

  11. mialmarural

    27 abril, 2017

    Post a Reply

    No sé yo, Adella si vas a vender mucho con ese experto en marketing… jejejeje… ¡vaya tipo más florido hablando! ¡Genial!
    Un beso, compañera.

    PD: Reto enviado antes del día 30. Todo un logro para mí. Otro beso.

    • Adella Brac

      28 abril, 2017

      Post a Reply

      Me parece que tienes razón, con ese super experto en marketing no van a llegar muy lejos xD
      Reto recibido, muchas gracias por participar 😉
      Me voy a comentarlo a tu blog, muchos besos 🙂

  12. litxu

    28 abril, 2017

    Post a Reply

    Hola Adella ingenioso y divertido tu relato de este mes!!!
    Gracias por dedicarnos este espacio y tu tiempo. A ver qué opinión te merece el mío…
    Besitos.
    Litxu.

    • Adella Brac

      30 abril, 2017

      Post a Reply

      Me gusta mucho, Litxu. Creo que el vocabulario que has utilizado y la estructura de las frases tiene un tono antiguo que le pega mucho a una historia de vampiros. ¡Buen trabajo! 😉
      Una vez más, gracias por participar en el reto 🙂
      Beso grande.

  13. Ana

    29 abril, 2017

    Post a Reply

    Muy buenas tardes.
    Grandes relatos como siempre y mi participación a ultima hora (como siempre) ..
    Gracias por retarnos una vez más !

    • Adella Brac

      30 abril, 2017

      Post a Reply

      ¡Hola, Nahnnuk! Me da la sensación de que la palabra “compromiso” te ha llevado de la mano esta vez, ¿es así?
      Tu relato me ha parecido clásico y elegante. Y me gusta especialmente esa frase con la que arrancas la historia: “Esto no iba de ganar prestigio o fama.” ¡Buen trabajo!
      Gracias por sacar tiempo para seguir participando en el reto 😉
      ¡Beso grande!

  14. Mer

    30 abril, 2017

    Post a Reply

    Hola Adella bonita, este mes he desechado unos cuantos antes de acabar dejando el que te mando, espero que te guste, ya me contarás. El tuyo ingenioso, me gusta especialmente el vocabulario que has empleado. Te mando un abrazo y que sigas alentándonos cada mes.

    • Adella Brac

      2 mayo, 2017

      Post a Reply

      ¡Hola, Mer! ¿Crees que con ese vocabulario logrará conectar con la audiencia? xD
      Gracias por participar, voy a comentarlo a tu blog 😉
      Un abrazo.

  15. Hola Adella:

    Llego con las justas (aquí en mi país aún es 30 de abril) pero no quería dejar de participar en la edición de abril :).

    Me ha gustado cómo has presentado al experto en marketing de tu relato :D, con ese modo de hablar ya podemos conocer lo peculiar que ha de ser su personalidad, porque para usar ese lenguaje en pleno siglo XXI. Parece que lo hubieran sacado del siglo XIX, jajaja.

    Aquí dejo mi relato de abril 🙂

    Cuando vi por primera vez el símbolo en su camisa, tuve la certeza de que su insistencia en entablar amistad conmigo era para que me uniera a su movimiento. -Tenemos el compromiso de ayudar a la humanidad a ganar su libertad- fue lo que me dijo durante nuestra última conversación. En ese momento, una opresión muy intensa creció en mi pecho; aquellas palabras escondían algo oscuro y esclavizante. No, no volvería a caer.

    Un abrazo!

    • Adella Brac

      2 mayo, 2017

      Post a Reply

      ¡Hola, Claudia! Se admite 😉
      ¿Te gusta mi experto en marketing? xD
      A mí me da mucho miedo ese movimiento al que quieren que se una tu protagonista, y ese “no volvería a caer” que esconde mucho más de lo que se cuenta en realidad. ¡Buen trabajo!
      Gracias por participar en el reto 😉
      ¡Un abrazo!

¿Quieres comentar algo?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: