Reto: 5 líneas – Agosto 2014

(Este reto consiste
en escribir, cada mes, un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras propuestas.
Pincha aquí para saber más.)
Agosto:
Primer, hasta y nuestra.
  
“Aunque
nuestra historia haya sido breve te recordaré hasta el día en que me muera. En
ese primer acercamiento dubitativo noté enseguida que te habías fijado en mí.
Diste una vuelta alrededor, se te veía tenso. Otra vuelta lenta. Una vuelta
más. Y cuando pensé que te faltaría valor, te decidiste a saltar sobre mí. Me
has servido bien. Casi logré frenar el impulso de arrancarte la cabeza. Casi.”
Le dijo la Mantis religiosa a su macho.
Por Adella Brac.
El primer día
fue un asco, el segundo también, el tercero fue una mierda, el cuarto para qué
decir, y así todos los que siguieron. No puedo decir que no te extrañé, que no
te extraño, porque cada día era perfecto hasta que nos separamos. Ahora solo
trato de entender que nuestro destino nunca fue ser felices… Trato de
entenderlo y seguir adelante, por si algún día volvemos a encontrarnos, por si
algún día podemos querernos.
Por Francisco José, del blog Francisco José.
La noche se
cierra y la lluvia comienza a caer. Nuestra historia tiene que ser más que la
recopilación de nuestro primer fracaso; no lo acepto. El empeño, la decisión
tal vez fueron pocos, pero insistiré por ti hasta que mengüen mis fuerzas y mi
último aliento indique que fracasé en el intento. La fosa se llena de agua y
hace más difícil mi trabajo, pero no importa, te recuperaré. Solo necesito un
poco de suerte; volveremos a estar juntos.
Por José Torma, del blog Cuentos, historias y otras locuras.
Te contemplo
mil veces; y no dejo de sorprenderme por la rápido que ha pasado el tiempo. Con
ese primer contacto, cambiaste mi vida para siempre. Tu llegada era un
pensamiento lejano, muy distante de mí. Ahora que estás aquí, te veo; y el
futuro a tu lado es esperanzador. Ya nada es rutinario. Miro atrás y me digo,
no sé cómo pude vivir tantos años sin ti. Pero nuestra historia hasta ahora
comienza; y lo mejor, está por venir.

Por Kelly J. Hernández, del blog Kelly J. Hernández.  

Recuérdame.
Recuerda nuestro primer beso, el paso de los años, nuestra vida juntos.
Recuerda que mantengo la promesa que te hice, “hasta que la muerte nos
separe”. Porque te sigo queriendo como el primer día o incluso más.
Recuérdame tal y como nos conocimos, y no con las arrugas con las que ahora me
presento ante ti. No me mires como a un extraño, mi dulce princesa. Toma mi
mano, estoy aquí, soy yo, tan sólo recuérdame.
Por Nahn Nuk.
Abriéndonos
paso entre la multitud de rostros desconocidos y guardapolvos blancos, llegamos
por fin hasta la entrada. Estábamos aterrados; temíamos que ella hiciera un
berrinche. La maestra de primer grado, varios escalones más arriba, fue
llamando a sus alumnos de a uno. Al oír su nombre, ella soltó con suavidad las
manos y se alejó. Nuestra pequeña estaba creciendo más rápido que nosotros.
Por Denise L., del blog Primera Naturaleza.
El primer
signo de la enfermedad fue la caída de cabello. “Nuestra familia es de hombres
calvos”, había dicho sin más preocupaciones. Siguieron las articulaciones
atrofiadas y la piel seca como madera, pero fue hasta que no pudo salir de la
cama que llamó al médico. Fue inútil, no hubo diagnóstico y ya nadie se
acercaba por miedo al contagio. Se quedó solo, ramas crecían en su cabeza y
hojas brotaban de sus brazos. “Un árbol”, susurró y nunca volvió a hablar.






¡Anímate
a participar! Deja tu relato en los comentarios para que pueda añadirlo.

26 comments

  1. Francisco José says:

    Me gustó mucho el tuyo, está buenísimo ese final jajajaja !!
    Aquí te dejo el mío: El primer día fue un asco, el segundo también, el tercero fue una mierda, el cuarto para qué decir, y así todos los que siguieron. No puedo decir que no te extrañé, que no te extraño, porque cada día era perfecto hasta que nos separamos. Ahora solo trato de entender que nuestro destino nunca fue ser felices… Trato de entenderlo y seguir adelante, por si algún día volvemos a encontrarnos, por si algún día podemos querernos.
    Y la entrada en mi blog:
    http://franciiscomb.blogspot.com/2014/08/5-lineas-agosto-primer-hasta-nuestro.html

    Saludos 🙂 !

  2. cuentoshistoriasyotraslocuras says:

    No me encanto como me quedo, pero creo que tiene potencial.

    Saludos

    La noche se cierra y la lluvia comienza a caer. Nuestra historia tiene que ser más que la recopilación de nuestro primer fracaso; no lo acepto. El empeño, la decisión tal vez fueron pocos, pero insistiré por ti hasta que mengüen mis fuerzas y mi último aliento indique que fracasé en el intento. La fosa se llena de agua y hace más difícil mi trabajo, pero no importa, te recuperaré. Solo necesito un poco de suerte; volveremos a estar juntos.

  3. kellyjhernandez says:

    Mi aporte de este mes, está dedicado a mi pequeña Sofia, quien en unos días cumple 1 añito.

    Te contemplo mil veces; y no dejo de sorprenderme por la rápido que ha pasado el tiempo. Con ese primer contacto, cambiaste mi vida para siempre. Tu llegada era un pensamiento lejano, muy distante de mí. Ahora que estás aquí, te veo; y el futuro a tu lado es esperanzador. Ya nada es rutinario. Miro atrás y me digo, no sé cómo pude vivir tantos años sin ti. Pero nuestra historia hasta ahora comienza; y lo mejor, está por venir.

  4. Nahn Nuk says:

    Recuérdame. Recuerda nuestro primer beso, el paso de los años, nuestra vida juntos. Recuerda que mantengo la promesa que te hice, "hasta que la muerte nos separe". Porque te sigo queriendo como el primer día o incluso más. Recuérdame tal y como nos conocimos, y no con las arrugas con las que ahora me presento ante tí. No me mires como a un extraño, mi dulce princesa. Toma mi mano, estoy aquí, soy yo, tan sólo recuérdame.

  5. Denise L. says:

    Hola! Tarde pero seguro, te dejo mi relato:

    Primer día de clases

    Abriéndonos paso entre la multitud de rostros desconocidos y guardapolvos blancos, llegamos por fin hasta la entrada. Estábamos aterrados; temíamos que ella hiciera un berrinche. La maestra de primer grado, varios escalones más arriba, fue llamando a sus alumnos de a uno. Al oír su nombre, ella soltó con suavidad las manos y se alejó. Nuestra pequeña estaba creciendo más rápido que nosotros.

    http://primeranaturaleza.blogspot.com.ar/2014/08/primer-dia-de-clases.html

    Saludos!

  6. Cel Red says:

    Llego rayando, pero bueno.

    El primer signo de la enfermedad fue la caída de cabello. “Nuestra familia es de hombres calvos”, había dicho sin más preocupaciones. Siguieron las articulaciones atrofiadas y la piel seca como madera, pero fue hasta que no pudo salir de la cama que llamó al médico. Fue inútil, no hubo diagnóstico y ya nadie se acercaba por miedo al contagio. Se quedó solo, ramas crecían en su cabeza y hojas brotaban de sus brazos. “Un árbol”, susurró y nunca volvió a hablar.

    Se me olvidó dejar el link al blog: http://viajeroqueespera.blogspot.mx/

    • adellabrac says:

      ¡Esto si que es aprovechar (casi) hasta el último minuto! ;D
      Me gusta mucho, aunque si me aceptas un comentario puntilloso; yo hubiese eliminado la aclaración "árbol", creo que no es necesaria 🙂
      ¡Muchas gracias por participar en el reto!
      Un beso 😉

¿Quieres comentar algo?