Google PlusFacebookTwitter

Reto: 5 líneas – Julio 2017

By on 1 Jul 2017 in reto 5 líneas | 50 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

reto-5-lineas#reto5líneas

(Este reto consiste en escribir, cada mes, un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras propuestas. Además, hay medallas para los más constantes. Pincha aquí para saber más.)

 

Medallero

MEDALLA DE BRONCE; Lorenzo, Nuria y Seren.

MEDALLA DE PLATA; Cris Mandarica, Cyn, David Orell, Estefanía, José Torma, Lídia Castro, Litxu, M. Guerrero, Mari Carmen Caballero, María José Viz, Nahnnuk y Txema.

¡Enhorabuena a todos!

 

Julio:
Forma, exactamente y justo.

 

—Justo aquí, detective. Esa es la forma que ha dejado su pisada. ¿Qué tipo de animal dejaría esa huella?
—Un animal muy grande, sin duda.
—¿Será el mismo que ha arrasado el bosque del norte?
—Exactamente esa es mi teoría.
—En el vecindario se habla de un extraño ser que dice venir de un lugar llamado Tierra. Usted no creerá eso, ¿verdad?
—Me temo que sí. Ya no estamos solos en este planeta.
Por Adella Brac.

 

¡Qué bien!, ya está tomando forma. Dentro de un ratito será exactamente como ella. Quizás deba perfilar un poco el rostro, justo en el lado de la peca. Mamá la tenía un milímetro más cerca de la boca… no vaya a molestarse la mujer, y deba escuchar sus quejas… Bien, hagamos una prueba. Dispositivos conectados, listo. Toma de corriente, preparada…. ¡Otra vez, no! ¿Por qué no contrataría mayor potencia la maldita tacaña?
Por María José Viz.

 

Justo cuando más necesitaba terminar con aquella obsesión, ésta tomó forma de hábito. Y aunque de principio no encajó bien entre sus procedimientos vitales, acabó ocupando un espacio elemental en el que se mimetizaba con las abluciones nocturnas. Exactamente entre el cuidado dental y el último acantonamiento fisiológico. Una vez recogidas amarras, el sueño se encargaría de borrar la huella diaria del dolor que, algún día remataría.
Por Patricia Babío.

 

Justo cuando intentaba convencerme de que todo era producto de mi imaginación el gato me miró de una forma extraña, estiró nuevamente su patita empujando la llave hacia mí. —¿Exactamente que estaba sucediendo?— casi sin pensarlo tomé la llave y giré sobre mis talones lentamente intentando buscar con la mirada en cada rincón de la biblioteca a dónde pertenecía esa llave…. y de pronto, ahí estaba, en la parte más alta del librero, a un lado de un globo terráqueo, una pequeña caja de madera con acabados en cobre y un candado antiguo, una corazonada me dijo que ese candado era lo que la llave podía abrir. Debía estar loca si intentaba hacer caso a un gato, pero para ese entonces mi curiosidad era mayor, me acerqué al librero y con mucho cuidado me subí a un banco para tomar la caja.
Por M. Guerrero, del blog Hadas descalzas.

 

No me parece justo que utilices exactamente esa forma para evaluar a la gente, sabiendo que muchos han trabajado duro y sin descanso, mientras que otros lo han hecho de manera intermitente. Total para qué, si al final todos tienen el mismo premio. TyK no dejaba de repetir en su cabeza las palabras de su pareja mientras corregía los exámenes.
Por Estefanía, del blog El rincón literario de Thor y Kira.

 

Diana dio su último martillazo al mármol. El ángulo justo, la forma perfecta, las dimensiones exactamente calculadas… La estatua era la mejor versión posible de ella misma, una diosa jaspeada a la que nada resultaría imposible. Diana enrolló con cuidado el pergamino que convertiría a la estatua en un gólem. Solo había escrito una orden en él. “Ámate”.
Por Jorge Sosa.

 

No encontraba la forma de decir exactamente lo que pensaba. ¿Cómo se podía expresar tanto con tan poco? ¿Por qué estaba enganchada? La droga no te deja ni un respiro, una vez te atrapa, no te suelta. Justo cuando piensas que no la necesitas, ¡zasca!, ahí te ves corriendo una vez más a su encuentro. Esta es de las más antiguas, pero es igual a tantas otras. No, señores, no, esta tampoco es diferente, la literatura también engancha.
Por Cris Mandarica, del blog Detrás de la pistola.

 

Se perfiló la silueta de una leona en la forma curva de la luna. Un fuerte viento húmedo hacía crujir las hojas al rozarse y el sonido de la sabana preludiaba un aguacero. Se acercaba sin prisa, caminando ágil y ligera; parecía emular a su presa. El rastro de la sangre la había conducido al lugar donde yacía malherida. Un cruce de miradas y la leona cumplió exactamente lo acordado. En el momento justo. Disolviendo la dolorosa agonía.
Por Zoraida Azahara, del blog El nido de Zoraida.

 

Recordaba su forma de vestir, su perfume, su forma de ser, elegante y natural. Una de esas mujeres por la que pierdes tu dignidad. Justo hacía un año que se había ido, exactamente el 9 de febrero de 2007 ¡Quién iba a olvidar aquella fecha, aquella noche, aquel instante! ¡Vive el presente, no vivas de los recuerdos! Como si eso fuera tan fácil. Debo ser un iluso pero aún espero que vuelva, ella, mi dignidad debió morir hace tiempo.
Por Lorenzo.

 

Era justo lo que estaba buscando; tenía exactamente la forma y la textura que me gustaban: agradable al tacto, de contornos redondeados, con dos accesorios mullidos y peludos, no demasiado grande, pero lo suficiente para mi cuerpo menudo… En definitiva, ¡el sofá ideal para echarme la siesta!
Por Lìdia Castro, del blog Mis historias y otros devaneos.

 

Pensaban que un reparto justo de tareas hubiese sido determinante para culminar la misión. El padre de Elena, su mejor amiga, era fontanero. En su taller podrían conseguir las piezas. Definida exactamente la forma de la nave espacial, quedaba esconder los restos de tuberías, tornillos y piezas de cobre que afanosamente trasladaba, día tras día, al pupitre del colegio. Cuando el profesor descubrió parte del material, el gigantesco tambor de lavadora oculto en el gimnasio, todavía era un secreto.
Por Smokey pisaste la raya.

 

No hay forma de que entiendan exactamente mi mensaje. Me tildan de ruidosa, egocéntrica, aseguran que busco llamar la atención. Necesito que comprendan que ningún exorcismo logrará que funcione despertador alguno en esta casa (todavía mía). Lo siento, una vida fue suficiente. Sufrirlo también en la muerte no sería justo. Me gusta ser fantasma pero… antes iría en busca del infierno que oírlo otra vez.
Por Atalanta, del blog Un libro junto al fuego.

 

Justo era un hombre temeroso, introvertido y devoto, exactamente todo lo contrario a mí. Desde la puerta del salón pude ver como leía, en un rincón casi a oscuras, lo que me pareció que era La Biblia. Desde el final del pasillo, Raúl me llamó inquieto. Me acerqué intrigado y ojiplático.
—Entra, corre, no debemos molestarle mientras lee. Puede pasarse las noches allí, no hay forma de que se vaya a su habitación.
—¡Joder, y ahora que vamos a hacer? Yo que quería ver el desfile del orgullo…
Por Txema Alvarez.

 

—¡Exactamente, justo de esa forma! —exclama el padre cuando su hijo patea el balón.
«¡Cuidado!» Es el grito ahogado que no logra abandonar su garganta al verlo correr y bajar la banqueta. El freno de un camión llena el aire veraniego, anunciando una desgracia.
Sostiene el pequeño cuerpo inerte. Con mano temblorosa acomoda sus cabellos mientras, con el rabillo del ojo ve rodar la pelota. A lo lejos, se escucha el ulular de una sirena.
Por José Torma, del blog Cuentos, historias y otras locuras.

 

No era justo que sus amigas pudieran llegar a la hora que quisieran y ella tuviera toque de queda. Papá la quería en casa exactamente a las dos de la madrugada, ni un minuto más tarde. No había forma de convencerle, pero pensaba protestar con todas sus fuerzas. Al meter la llave en la cerradura vio que no entraba. Había una maleta junto a la puerta. Miró su reloj: las ocho de la mañana.
Por Nuria, del blog La tacita de café.

 

Justo cuando me siento a escribir, aparece él. Da un par de vueltas a mi alrededor, sigiloso, de forma que no lo noto hasta que ya es muy tarde. Exactamente, cuando estoy más concentrada. Entonces salta hacia mí, desde el suelo, se eleva como una mancha blanca y peluda hasta posarse en mi falda. En el camino, vuelan cables, vasos de vidrio y todo objeto que pueda estar a su alcance. Luego me mira y ronronea. Al instante, ya lo he perdonado.
Por Cyn, del blog El fantasma en mi tintero.

 

Tras una larga noche de insomnio se había despertado muy lúcida. Sabía exactamente lo que tenía que hacer, a pesar de que pareciese que ahora no era el mejor momento. Lo justo sería encontrar la forma de llevarlo a cabo sin dañar a nadie, pero era imposible. Ella lo necesitaba, no tenía ninguna duda. Correría el riesgo y asumiría las consecuencias. Encendió el ordenador y se tomó unas vacaciones de todas sus redes sociales.
Por Pilar Alejos, del blog Versos a flor de piel.

 

No sé, exactamente, como será la forma correcta de hacerlo. Si después de veinte años juntos, ¿crees que lo justo fue marcharte así? Sin una explicación. Despertar y descubrir que ya no estabas aquí, a mi lado. En ese instante cogió la botella que llevaba dentro de su mochila y la lanzó sobre la última ola que besó la playa. En su interior dos cosas, sus cenizas y una nota que ponía: No te olvidaré jamás, amor.
Por Javier Puchades, del blog El decantador de letras.

 

Cuentan que su forma es exactamente la de cualquier otro sombrero y que puede aparecer en los lugares menos esperados. Normalmente, quien lo encuentra tiende a quedárselo y justo cuando se lo pone, adquiere el carácter de la última persona que lo lució. Al principio, ver a alguien con una identidad totalmente distinta puede parecer curioso. El problema es que el efecto no desaparece una vez quitado el sombrero…
Por M. A. Álvarez, del blog El blog de M. A. Álvarez.

 

Él había vuelto a su vida en el momento justo. Y exactamente como aquella primera vez, ese “Hola Bonita…” fue un instante mágico. La conexión entre ambos era indiscutible, fue por eso que ella lo supo. Supo que él se iba para siempre. Entonces ella sonrió, y con lágrimas de emoción en sus ojos, lo decidió. Ya no había forma de volver atrás; ella también se marchaba, si bien no para siempre, sin fecha de regreso.
Por Misthy, del blog Místicos deseos. Elementales tentaciones.

 

Si sigues puteándome de esta forma, te juro que será la última vez que me veas el pelo. Estoy hasta las narices, de verdad. No te creas que vengo aquí por tus galletas saladas, sino porque eres el estilista del barrio y es justo lo que necesito, pero no haces exactamente lo que te pido. Si quiero melena de arcoiris, lo haces y punto, ¡no que me rapes el pelo, cabrón!
Por David, del blog David Orell.

 

El texto que nos ha remitido es justo lo que queremos. Se adapta exactamente a nuestra línea editorial. Conjuga muy bien fondo y forma. Sin embargo, lamentamos comunicarle que no podemos aceptarlo: es un microrrelato y nosotros sólo publicamos novelas. ¿No podría añadir 80.000 palabras más?
Por Plácido Romero, del blog Placidario.

 

Por fin iba cogiendo forma, no podía creerlo, las palabras fluían casi sin quererlo desde su cabeza a aquel trozo de servilleta que no conseguía recordar de donde había salido. Justo cuando pensaba que había terminado, un escalofrío recorrió todo su cuerpo al darse de cuenta que su relato no cumplía con las normas, no debía de exceder un número de líneas, exactamente cinco.
—¡POR QUÉ, ADELLA, POR QUÉ…!
Por Arekkusu.

 

Intento darle forma a mi relato, pero, no logro expresar lo que siento. Ya llevo más de un año en el club de los “cincolinieros” y tendría que tener cierto rodaje. Sin embargo, en lo referente a los sentimientos, las palabras a veces no transmiten exactamente lo que una lleva dentro… ¡¡¡No es justo!!!
Por Litxu.

 

No había forma de que se callara. Seguía hablando y hablando, protestando, gritando, exponiendo sus razones sin atender a las mías. Estaba exactamente en la misma posición desde que habíamos comenzado la discusión. Al final la tomé en mis brazos y la elevé:
—¡No es justo, mamá! ¡No quiero salir del agua! Sólo llevo unas horas nadando con los peces. Son mis amigos y no los veo desde el verano pasado.
Por Alma Rural, del blog Alma Rural.

 

Al ocaso, en un suburbio de Bombay, se forma el desolador círculo de pequeños trabajadores alrededor de un humilde fuego. Quienes ostentan ser mayores de 14 años y aquellos físicamente íntegros reciben exactamente una pobre ración de quiensabeque mientras que mujeres y mutilados ostentan la dicha de saborear dos. Durante la cena, los niños entregan sus ganancias, como si con ellas pagaran lo que entra por sus bocas. Recuerden, dice un superior, no encontrarán un mundo más justo. Ellos, absortos en sus pensamientos, parecen no escucharlo.
Por Luis, del blog El relojero de Samarcanda.

 

¡Es una vergüenza, una deshonra! ¡De todo el pelotón es el único que todavía no está en forma! Hace exactamente seis meses que llegó y ni siquiera es capaz de completar el más sencillo de los circuitos! ¡Gay, mariquita, no lo expulso por respeto a su padre! ¡Deje de llorar y siga saltando, que no encontrará lugar más justo que el ejército!
Por Virginia, del blog El relojero de Samarcanda.

 

Toda su vida dependía justo de ese momento. Debía darle la forma adecuada, con la cantidad perfecta de nata, fondant y adornos. Necesitaba que quedara exactamente como se la imaginaba, porque si aquello salía bien, si esa tarta era lo suficientemente buena, si reflejaba todo el cariño que estaba poniendo al prepararla y todo el esfuerzo que estaba volcando en ella, conseguiría la beca y cumpliría su sueño: abrir su propia pastelería.
Por Nysna, del blog La luna en vela.

 

Jamás imaginé que algún día lo encontraría. Estaba a punto de tirar la toalla justo cuando di con él. Ya desde nuestro primer encuentro supe exactamente por su forma de ser que los dos compaginaríamos a la perfección. Era como siempre lo había soñado: agradable y cariñoso a más no poder. Su carácter tranquilo y su eterna sonrisa hicieron que me enamorara de él a primera vista. Después de tantos desengaños, por fin había encontrado a mi media naranja, mi equivalente humano, mi dueño ideal.
Por Enrique.

 

Se puso la bata blanca, se acercó al microscopio, cambió la lente y miró de nuevo a través del mismo. Era consciente de que aquella forma extraña, oscura y viscosa no era lo que exactamente estaba buscando. Se retiró levemente hacia atrás y suspiró. Dedicó unos minutos a poner en orden sus pensamientos, volvió a posar sus ojos sobre la lente y justo en aquel momento se dio cuenta de que aquello podía ser el principio de un gran éxito.
Por Seren, del blog Sin título de momento.

 

¡Guau!, ¡Cambió de forma! No me lo podía creer, pensaba que estaba soñando. Era exactamente como lo había imaginado y estaba justo delante de mí. Y me llamaban loco en el colegio. Sabía que existían.
Por Roberto Vázquez.

 

Surgiste del barro exactamente seis días después de tu muerte. Justo tras dejar la figura de arcilla sobre la sombra de tu lápida, como indicaban los Arcanos. Pero comprendí demasiado tarde que aquella forma indecisa no te contenía. Que eran tus labios pero no tu sonrisa; tus ojos pero no tu mirada. Que quien arrojó mi cuerpo blando a la tierra ávida de carne tras tu inesperada partida fue un latido inhumano, no tu corazón.
Por Izaskun Albéniz, del blog Filias’ home.

 

Hayami abrió los ojos. Fernando contuvo la respiración de forma inconsciente mientras la veía despegarse del papel. La había dibujado exactamente como quería. Siguió mirándola; ella avanzó unos pasos y se sentó justo en el borde del pupitre. Era perfecta; lástima que midiera treinta centímetros y tuviera solo dos dimensiones, pensó.
Por Denise, del blog Primera naturaleza.

 

Aprovechando que el bebé duerme y él está en el trabajo preparas todos los materiales y comienzas la labor. Hay que darle exactamente la misma forma; es un trabajo preciso. Al cabo de un rato las manos fluyen con más armonía. El resultado es justo lo que pretendías. En cada brocheta surge una rosa. Son quince; una por cada año. Has usado lenguas de gato rojas y verdes. Son ácidas; porque la vida y el amor a veces son así.
Por Nahnnuk.

 

Eran exactamente las 00.02 a.m. cuando comenzó a trabajar. Era una noche fría, pero no había encendido la estufa para así no quedarse dormida y las luces estaban apagadas, así todo parecía normal. Iba a ser una noche larga, pero si lo hacía como programado acabaría justo a tiempo para que se llevaran la basura. “Todo sea por un poco de paz”, había pensado. Se acercó a esa masa que alguna vez tuvo forma humana y empezó a cortar.
Por Cynthia.

 

Mi trabajo es espectacular, no lo digo solo porque sea mi trabajo. Tiene la forma perfecta para ajustarse a cualquier tamaño de escritorio, banca de parque o sillón en cualquier reunión aburrida. No requiere requisitos previos porque necesito e invierto exactamente lo que está en mi propia imaginación. No tengo jefes y recibo lo justo según el trabajo duro que haga, aunque a veces las remuneraciones sean difíciles de conseguir. Soy una feliz escritora.
Por María, del blog Idilio en la oscuridad total.

 

No hace falta que tengas un motivo especial, y da igual si la forma de hacerlo es algo torpona, simplemente hazlo, no es complicado sólo has de ponerle sentimiento. Acércate, abre tus brazos y rodéame, envuélveme y aguanta así, justo así, reteniéndome. Aquieta mi alma, embriágame con palabras susurradas en mi oído. Este pequeño gesto exactamente es lo que te pido y necesito para recomponer mis sueños perdidos, sólo eso, un abrazo.
Por Mer, del blog Entre libros y Amigos.

 

Te veo. Puedo verte. Una estrella más en el Firmamento. Ocupas exactamente el rinconcito que con entrega conquistaste. Rosario en mano, ante el justo Dios hacías siempre el bien como el Redentor predica. Me hace feliz ubicarte en tu merecida morada. Parpadeas, me dedicas un guiño acorde con tu forma, disfruto tu media sonrisa dulce y aniñada. Mis ojos se humedecen aunque no es lo que querías. Lo siento. Gracias por seguir entre nosotros más viva que nunca, Ángela.
Por Mari Carmen Caballero Álvarez, del blog La buhardilla del encanto.

 

¡Cerrado!
Consulta aquí las palabras del mes en curso.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

50 Comments

  1. Qué bueno!! Me ha encantado tu diálogo, Adella!! En cuanto pueda me pongo con mi reto. Por cierto, me mandarás esa medalla de plata para colgarla en mi blog?! 🙂 🙂 Que ilusión!! Un abrazo!!

  2. Cyn

    1 Julio, 2017

    Post a Reply

    Quise comentar desde el celu y no pude darle al botón de enviar xD
    Me encanta la idea de las medallas. ¡Gracias por la mía! ¿Cómo será la de plata? Muero de curiosidad ♥
    Me gustó tu micro. Voy a ver qué se me ocurre y lo traigo también.
    Que tengas un buen inicio de mes.
    ¡Besos!

    • Adella Brac

      11 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Vaya! Lamento que te haya dado problemas la página.
      Me encanta que te encante la idea de las medallas 😀
      Me alegra que te haya gustado mi micro, seguro que tú te superas, como siempre 😉
      ¡Buen día! 😉
      Beso grande.

  3. María José Viz Blanco

    1 Julio, 2017

    Post a Reply

    ¡Qué alegría! ¡Medalla de plata! Muchas gracias, Adella. Por cierto, acabo de enviar mi nuevo microrrelato. Espero que se entienda… El que se comprende perfectamente, y está cargado de significado, es el tuyo. Te felicito. Un fuerte abrazo (yo también quiero recibir mi medalla…).

    • Adella Brac

      11 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias por tus palabras, María José! 😀
      Me gusta mucho tu relato, ¿una versión moderna de Frankenstein? xD Muy divertido ese final 😉
      Gracias por seguir participando en el reto con tanta ilusión 🙂
      ¡Un abrazo!

    • Adella Brac

      11 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias, Cristina! 🙂
      Ya sabes que puedes participar cuando quieras, sin compromisos. El reto seguirá aquí 😉
      Un abrazo.

  4. Guau! Gracias por mi medalla 🙂 Pues aquí va mi texto para el reto de este mes:

    “No encontraba la forma de decir exactamente lo que pensaba. ¿Cómo se podía expresar tanto con tan poco? ¿Por qué estaba enganchada? La droga no te deja ni un respiro, una vez te atrapa, no te suelta. Justo cuando piensas que no la necesitas, ¡zasca!, ahí te ves corriendo una vez más a su encuentro. Esta es de las más antiguas, pero es igual a tantas otras. No, señores, no, esta tampoco es diferente, la literatura también engancha.”

    Biquiños!

    • Adella Brac

      12 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias a ti por participar! 🙂
      Un micro genial 😀 Somos adictas de las palabras. ¿El reto es tu dosis de hoy? xD
      ¡Beso grande!

  5. Atalanta

    6 Julio, 2017

    Post a Reply

    Me ha gustado mucho este relato. Últimamente te ha dado por la ciencia-ficción y me encanta.
    Ya he subido el mío 😉
    Besos.

    • Adella Brac

      12 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias, Atalanta! 🙂
      La verdad es que me salen así, no es que quiera escribir algo de un género u otro.
      Normalmente me concentro en las palabras y ellas son las que me dictan la historia 🙂
      Subido tu micro, en cuanto pueda me paso por tu blog a comentarlo.
      ¡Beso grande!

    • Adella Brac

      12 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Relato recibido! Solucionado el tema de la medalla 😉
      Gracias por participar, Txema.
      Me ha gustado que hayas utilizado “justo” como nombre, ¡tú siempre buscándole las vueltas a las palabras! ¡Buen trabajo! 😉
      ¡Un abrazo!

    • Adella Brac

      12 Julio, 2017

      Post a Reply

      Cuando hay diálogos separo las frases para que se lea mejor, pero si pones todo el texto seguido, te salen las 5 líneas exactas.
      Siempre tengo mucho cuidado con eso. Estaría feo incumplir mis propias normas 🙂

  6. Nuria

    7 Julio, 2017

    Post a Reply

    Gracias por la medalla, Adella! No sé dónde hay que ir a buscarla, ya miraré en el buzón de casa, je je.

    Feliz y caluroso julio a todos!

  7. Buenas tardes, Adella. Muy inquietante tu relato de este mes, con tintes futuristas. Muy bueno.
    Te he dejado, a través del formulario, mi relato de julio. Espero que te guste.
    ¡Feliz julio para tod@s!
    Besos apretados.

    • Adella Brac

      12 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Hola, Pilar! Gracias por tu comentario 🙂 Me alegra que te haya gustado mi relato.
      Recibido y subido el tuyo, en cuanto pueda me paso por tu blog a comentarlo 😉
      ¡Feliz julio!
      Beso grande.

    • Adella Brac

      12 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias! 😀
      Ya está subido, gracias por participar 😉
      En cuanto pueda me paso por tu blog a comentarlo 🙂
      ¡Un abrazo!

  8. David Orell

    11 Julio, 2017

    Post a Reply

    ¡Muy original tu micro!
    Sé que creías que me había olvidado, pero tú sabes que ando en mil cosas, aún así, acabo de dejártelo en el buzón 😀
    ¡Espero que te guste!

  9. mialmarural

    20 Julio, 2017

    Post a Reply

    Adella, me ha gustado mucho tu relato.

    Los humanos nos creemos el ombligo del mundo. Pensamos que somos los únicos habitantes del universo. Pero ¿y si no es así? Puede que sean esos otros seres los que se planteen quiénes somos nosotros, los habitantes del planeta Tierra. Me ha encantado que hayas dado otro punto de vista sobre este tema.

    Acabo de enviar mi relato para participar este mes. Se nota que estoy de vacaciones porque he sido capaz de enviarlo antes del último día de mes.

    Un beso.

    • Adella Brac

      31 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias por tus palabras! 🙂 Me gusta esa idea de que nosotros somos alienígenas para los habitantes de otros planetas.
      A mí me ha encantado la ternura de ese reencuentro que plasmas en tu micro:D ¡Buen trabajo!
      Gracias por participar en el reto 😉

  10. Enrique

    22 Julio, 2017

    Post a Reply

    Hola Adella. Con un poco de retraso respecto al mes anterior, pero a tiempo, te dejo mi relato. En cuanto tenga un rato libre le echaré un vistazo a las propuestas de los compañer@s. Seguro que hay grandes microhistorias como nos tienen acostumbrados.

    Un beso y feliz verano.

    • Adella Brac

      31 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Muy grandes! Como siempre 😉
      ¿Tu protagonista es un perro? Supongo que puden ser muchos tipos de mascota, pero yo siempre pienso en perros porque me encantan 😀
      Me gusta el punto de vista que has escogido para contarlo, ¡buen trabajo! 😉
      Gracias por participar en el reto 🙂
      ¡Feliz verano!

    • Adella Brac

      31 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias por participar! 🙂
      Me gusta tu micro, ¡la de descubrimiento que han cambiado el mundo se han dado buscando otra cosa! xD
      ¡Buen trabajo!
      Un beso 😉

  11. litxu

    27 Julio, 2017

    Post a Reply

    Hola Adella siempre tan original!!!No dejas de sorprenderme mes a mes. Yo me he quedado sin palabras… tres líneas han dado el sentido al microrelato de Julio. Por cierto qué opinión te merece el incluir las tres palabras mensuales en menos de cinco líneas???
    Un millón de besos para tod@s

    • Adella Brac

      31 Julio, 2017

      Post a Reply

      Gracias por tus palabras, Litxu 🙂
      ¿Opinión que me merece que hayas hecho un tres líneas? Pues maaal, hay que hacerlo en 5 líneas :p
      Pero te lo permito porque eres veterana, y yo una buenaza xD
      Además, me ha gustado mucho tu micro. ¿Sabes? Creo que es bueno que no se vuelva más fácil con el tiempo, eso te mantiene vivo 😉
      Gracias por seguir mes a mes ilusionada con el reto 😉
      ¡Beso grande!

  12. Nahnnuk

    29 Julio, 2017

    Post a Reply

    Al filo del fin de mes, como siempre! xD
    Aprovecho y leo el resto, que seguro están genial, como el tuyo.
    Gracias por retarnos un mes más 🙂

  13. Cynthia

    29 Julio, 2017

    Post a Reply

    Hola 🙂

    Me encantó tu microrrelato, ese giro del final del animal que viene de la Tierra fue muy bueno.

    Acabo de enviar mi historia. Admito que estoy un poco nerviosa, es la primera vez que publico algo de lo que escribo. Y he estado leyendo los demás textos y me han gustado mucho. Todos escriben muy bien, es interesante ver como con 5 líneas se pueden crear tantos mundos 🙂

    Saludos 🙂

    • Adella Brac

      31 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Gracias por tus palabras, Cynthia! 🙂
      Nunca mejor dicho lo del “animal que viene de la tierra”, porque me refería a los humanos xD
      ¡Bienvenida al reto! 😀
      Son normales esos nervios cuando ofreces lo que has escrito al mundo, traquila 🙂 Yo tengo dos novelas publicadas y más de tres años de “5 líneas” y me siguen atacando las dudas xD
      Me ha gustado tu micro, cómo utilizas la última frase para darle todo el sentido al texto.
      Como detalles, te apunto un par de cosas: “para así no quedarse dormida y las luces estaban apagadas, así todo parecía normal.” Eliminaría el segundo “así”. En un texto tan corto, las repeticiones de palabras “cantan” mucho.
      Y cuando dices “pero si lo hacía como programado”, me da la sensación de que falta el verbo haber: “pero si lo hacía como había programado”.
      Solo son detallitos, ya te digo que tu micro me gusta 😉
      ¡Gracias por participar en el reto! ¿Nos vemos en agosto? 😉
      Un saludo.

      • Cynthia

        1 Agosto, 2017

        Post a Reply

        Claro que nos vemos en Agosto, me gustó mucho participar. Y gracias por la ayuda, de verdad que con esos pequeños cambios queda mejor el texto y a la vez aprendo más para que hacerlo mejor la próxima vez 😉

        Saludos 🙂

        • Adella Brac

          4 Agosto, 2017

          Post a Reply

          ¡Me alegro mucho de que te sirvieran mis comentarios! Y que disfrutases tanto del reto 🙂
          Nos vemos en el de agosto 😉
          Un beso.

  14. mer

    30 Julio, 2017

    Post a Reply

    Hola Adella, buen micro. Pobre los del planeta de tu relato, ya llegó el hombre…que corran y corran.
    Te he enviado ya el mío, ya lo leerás.

    Un abrazo guapa.

  15. Mari Carmen Caballero Álvarez

    31 Julio, 2017

    Post a Reply

    ¡Hola! Pedazo de texto has construido, Adella. La microtrama invierte la situación, aporta un aire fresco, diferente. En el trasfondo el instinto animal del hombre fluye en su forma primitiva más salvaje: arrasando bosques y cargándose ecosistemas, posiblemente planetas enteros. El gran depredador, vamos. Me parece a mí que los humanos mucho presumir de raciocinio y supremacía… Una buena denuncia la tuya, maestra, encerrada en una minificción que lo tiene todo. Te felicito.

    Gracias por la plata; el bronce ya estaba y al oro aspiro. Lugar de honor ocupan bruñidas en la vitrina. Un beso.

    Ya envié el mío, casi no llego esta vez. Va dedicado a una persona muy especial.

    • Adella Brac

      31 Julio, 2017

      Post a Reply

      ¡Hola, Mari Carmen! ¡Qué maravillosas palabras me dedicas siempre! Me haces sonrojar.
      Tu micro es tan bello y triste… Con esa prosa tan serena y perfecta que te caracteriza, ¡enhorabuena! 🙂
      Llegarás al oro, estoy segura 😉
      ¡Un abrazo!

  16. mer

    31 Julio, 2017

    Post a Reply

    Creo que es demasiado tarde, pero podrías corregirme una frase del texto que te he mandado? te lo vuelvo a escribir aquí, si no es mucha molestia claro…
    No hace falta que tengas un motivo especial, y da igual si la forma de hacerlo es algo torpona, simplemente hazlo, no es complicado sólo has de ponerle sentimiento. Acércate, abre tus brazos y rodéame, envuélveme y aguanta así, justo así, reteniéndome. Aquieta mi alma, embriágame con palabras susurradas en mi oído. Este pequeño gesto exactamente es lo que te pido y necesito para recomponer mis sueños perdidos, sólo eso, un abrazo.

    Gracias.

    • Adella Brac

      31 Julio, 2017

      Post a Reply

      No es tarde, ya está actualizado 😉
      Por cierto, mucho mejor con los cambios, más pulido. Por lo demás, rezuma ternura por los cuatro costados.
      ¡Ay, esos abrazos curativos! Me encanta 😀 ¡Buen trabajo!
      Gracias por participar en el reto 😉
      Un abrazo 😉

¿Quieres comentar algo?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: