Google PlusFacebookTwitter

Reto: 5 líneas – Noviembre 2017

By on 1 Nov 2017 in reto 5 líneas | 22 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

#reto5líneas

 

(Este reto consiste en escribir, cada mes, un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras propuestas. Pincha aquí para saber más.)

 

Medallero

MEDALLA DE BRONCE; Jeanny y Saricarmen.

¡Enhorabuena a las dos!

 

Noviembre:

Dejar, estamos y todas.

 

Hoy es nuestra oportunidad. En la noche de difuntos, los velos que separan la realidad de nuestra dimensión se difuminan. Las que fueron quemadas, las que fuimos asaltadas, las estranguladas, las desangradas, toda mujer muerta a manos de su pareja, ¡venid y escuchad! Hoy estaremos en las calles y en las casas, donde se necesite, para no permitir que vuelva a suceder. Para no dejar a ninguna mujer sola. ¿Estamos todas de acuerdo?
Por Adella Brac.

 

Vamos a dejar el tema zanjado, de una vez por todas. Por unanimidad, se ha acordado lo siguiente, a la vista de los hechos analizados. Como la impresentable Puri Peinado sigue causando estragos en nuestras preciosas cabelleras con sus peinados imposibles, convirtiéndonos en verdaderos adefesios, estamos decididas a acudir a su peluquería con pancartas y a hacerle un escrache en condiciones. ¡Por lo que vale un peine!
Por María José Viz.

 

La luz poco a poco se fue intensificando, dejando todas las cosas a su vista en total claridad, un hermoso bosque frente a ella le causó escalofríos. —¿dónde estamos gato?— pero gato no estaba, en su lugar una voz conocida contestó. —el lugar donde habitamos ahora— eran sus abuelos! Ella aún no sabía, pero una máscara la dejaba viajar al lugar de los muertos, otra viajar en el tiempo y la tercera para viajar a cualquier parte del mundo sin dejar la casa. Todo sucedía dentro de la casa.
Por M. Guerrero, del blog Hadas descalzas.

 

Dejar escapar la final de la champions no era una opción ni para él ni para el Mallorca. Todas las semanas de entreno y sacrificio desde que era benjamín hasta que llegó a juveniles, tendrían al fin un sentido aquella noche. ¿Estamos preparados? Le dijo el míster, cómo si entre los tres palos fueran a estar los dos. Voló como un gato salvaje, y cuando atrapó el balón, todo el estadio entendió lo que era que David ganara a Goliath.
Por Lorenzo.

 

—Estamos perdidas.
—No seas tan dramática, Amelia.
—El drama es lo único que me queda en la vida, así que, por favor, no intentes animarme.
—No permitiré que mi mejor amiga se apachurre por haber decidido dejar la pintura. Si te pondrás así, tendrán que cerrar todas las galerías del mundo o te dará un infarto. No me mires así, te conozco muy bien… Al menos tengo un plan.
Por Jeanny, del blog Lectora en apuros.

 

El poder viene del pueblo, pero nunca se le consulta. Así que ¿por qué iba a ser esto diferente? ¿Acaso en una ley sobre igualdad salarial y social para las mujeres se nos iba a preguntar algo a nosotras? Ya no hay prensa que hable de lo que quiera o de lo que deba. Es muy difícil hacerse oír, pero internet es muy grande. Y en él estamos todas y vamos a dejar claro, por fin, nuestra opinión.
Por Cris Mandarica, del blog Detrás de la pistola.

 

En casa estamos solos mi mascota y yo. Yo me paso el día fuera, en el trabajo, y al volver, en cuanto me oye entrar, viene corriendo a saludarme moviendo la cabeza y la cola en señal de reconocimiento. Después de cenar, para compensarla, todas las noches, mientras yo me siento en el balcón a observar las estrellas, dejo que ella salga por ahí y se desfogue. Es el único momento en que puedo dejar que mi mascota vuele sin que la vean los vecinos. Después, al cabo de un rato, silbo y mi dragón regresa conmigo.
Por Luis J. Goróstegui, del blog Observando el paraíso.

 

—¡Mujeres y niños primero! —grita por enésima vez uno de los marineros que contiene la avalancha de hombres desesperados.
Ya estamos todas sentadas y el bote salvavidas comienza a descender. Mamá, a mi lado, no para de llorar. Nos duele dejar a papá.
—Nos encontraremos en el puerto —dice él para tranquilizarnos.
Pero sé que miente. Sus ojos llorosos me lo confiesan. Es la última vez que lo vemos.
Por Jessamine Seeley, del blog Jessamine escribe.

 

Por nada del mundo podré dejar de quererte. En todas las circunstancias, por muy adversas que sean, te amaré. Aquí estamos como en casa, a pesar de encontrarnos tan lejos; más de lo que nunca hubiéramos podido imaginar. Ahora descansa, mi amor. Yo velaré tu sueño. Aunque los bombardeos pretendan quebrar nuestra paz. Aunque los culatazos de esos soldados se queden impresos en mi pecho. Aunque, de ti, solo me queda el recuerdo.
Por Jesús Garabato.

 

Somos todas mujeres en la sala. No podemos dejar de sernos fieles a nosotras mismas y luchar por lo que queremos. Aquí estamos todas, juntas, en sororidad, acunándonos las unas a las otras, mientras al mismo tiempo luchamos por la gran utopía de nuestra vida. Que exista un mundo de igualdad, donde no tengamos que hacer ver nuestra valía y donde la violencia de género sea cosa de un pasado muy, pero que muy remoto.
Por Ana Centellas, del blog Ana Centellas.

 

Me dio una respuesta lacónica sin dejar de pestañear por un solo momento. Todas y cada una de las palabras había sido medida para no dar lugar a reprimendas por mi parte. Yo observaba atónito a la vez que cavilaba como contraatacar y a ser posible, meter el dedo en la llaga y sacar su argumento de su zona de confort.
—Que sepas que estamos haciendo el ridículo, discutir en una isla desierta no tiene sentido.
—Menos sentido tiene hablar con un espejo y yo no te digo nada.
Por Txema Alvarez.

 

TyK reflexionó: “tenemos que dejar de pensar que estamos solas. Somos un conjunto, todas tenemos una misión en este mundo y no podemos vivir las unas sin las otras. Somos personas, mujeres y hombres, y ninguna está por encima”.
Por Estefanía, del blog El rincón literario de Thor y Kira.

 

Clara presumía de ser una mujer fuerte, curtida en mil batallas. Desde fuera podía parecerlo, pero yo no podía dejar de pensar lo contrario. Todas y cada una de sus acciones, provocadas o no por ella, desembocaban, irremediablemente, en depresión. Soy su hermana, pero como si no lo fuera. Estamos alejadas por una serie de circunstancias. Me gustaría sentarme un día con ella y decirle con cariño que conmigo no tiene por que fingir.
Por Marina López Fernández, del blog Por el hueco de la escalera.

 

Estamos nerviosas, pero no podemos dejar que los acontecimientos se conviertan en molinos de viento y nos alejen de la realidad. Las circunstancias no nos favorecen pero el objetivo merece nuestra atención. Por eso, cuando nos separemos, pensemos en aquellas que nos precedieron. Y no perdamos de vista el baile de fámulos pretendiendo ayudar en aras de nuestra lozanía. Así que, al grito de “Todas a una”, hagámonos con el pastel. Sólo la sacarosa nos hará libres.
Por Patricia Babío.

 

Siempre nos contaba que quería volar y dejar éste rincón del planeta. Tal vez hoy esperaba otra reacción, pero todas seguimos calcetando impasibles. Estamos seguras que no desistirá. Ella, siempre con los pájaros en la cabeza. Obstinada. Han pasado los años y alguien nos dice que se acaba de casar con un piloto. ¡Será terca! Nosotras seguimos calcetando.
Por Smokey pisó la raya.

 

—¿Estamos todas? —pregunté—. Bienvenidas a la reunión previa a la Navidad. Único punto del orden del día: votación para cambiar las incandescentes por leds.
Un murmullo rompió el silencio.
—Calma, luces —interrumpí—. Nos fundimos, nos cuesta llevar el ritmo de la intermitencia y no somos de exterior; es el momento de dejar el sitio a las nuevas generaciones.
Las contrarias a la jubilación anticipada no se calmaron, y es que las luces de Navidad disfrutan brillando una vez al año.
Por Lìdia Castro, del blog Mis historias y otros devaneos.

 

La casa es grande. Él la conoce. Yo no. Lo intento dejar atrás, pero siento su respiración, fuerte y jadeante como la de un oso enfurecido, en mi nuca. Pruebo una puerta, cerrada. Otra, cerrada. La última del pasillo cede. Dentro no estoy sola. Un olor pútrido me sacude. Ocho, diez osamentas descarnadas, todas con vestidos de mujer, parecen decir: “Te estamos esperando”. Él abre la puerta. Ya no tengo fuerzas para volver a escapar.
Por Atalanta, del blog Un libro junto al fuego.

 

—¿Estamos todas de acuerdo? —preguntó la anciana—. Es tiempo de dejar la sequía atrás, de ver hacia el futuro. Del cielo llegó la señal, el primate lampiño salió de la capsula y fue capturado por LaSinda, está ahora encerrado en los calabozos. Los libros antiguos nos dicen que es un hombre, dentro de su ser está la semilla que revivirá nuestra generación. ¡Seremos madres!
En el calabozo el astronauta, Juan, escuchaba y reía; ya les enseñaría él a no asumir su género.
Por José Torma, del blog Cuentos, historias y otras locuras.

 

Aquí estamos, en la oscuridad. Todas en fila, sobre el aparador de aquella mujer que solo mira la puerta por la que se llevaron a su amado, por última vez. A veces, viene a nosotras y nos arrulla, sin dejar de llorar por el pasado. La oscuridad entra por nuestros ojos abiertos, llena nuestros miembros huecos, susurra ideas perversas en nuestros oídos de porcelana. Así es como lo he decidido. La llevaré hacia él. Cumpliré su deseo y seremos libres.
Por Cyn Romero, del blog El fantasma en mi tintero.

 

Estamos en la cocina, desde ahí tenemos una vista privilegiada al jardín, donde están ahora todas esas criaturas. Cierro lentamente el grifo del agua caliente, me giro hacia ella y nos miramos durante un instante. No son necesarias las palabras para saber lo que está pensando cada uno. No vamos a dejar que nos amedrenten, somos adultos y podemos conseguirlo…
—¿Te encargas tú de la tarta?
—Sí, ve saliendo…
—¡Niños… que empiece la fiesta!
Por Seren, del blog Sin título de momento.

 

Si crees que estamos siendo abducidos por el consumismo estás muy equivocado. Seamos realistas y dejemos a un lado todas esas afirmaciones hipócritas. Hace mucho ya de esta realidad, hace años que nos hemos metido en esta vorágine destructiva. ¿Acaso vamos a dejar que nos vengan con mamandurrias a estas alturas? Somos la Sociedad de Consumo, ¿cómo podríamos volver atrás?
Por Lluvia, del blog Lluvia Beltrán.

 

Lo tenía que dejar. Se lo había prometido a sí misma y a todas sus amigas. —¡No te dejes vencer! —dijeron. La lucha era fuerte y constante. No sabía qué más hacer. Los chicles de nada servían, tampoco los helados, ni chocolates, ¡menos el café! El aroma la empujaba hacia él. Se calzó las zapatillas y salió a trotar. Estaba exhausta y a punto de ceder cuando oyó que gritaban: —¡Amiga, aquí estamos! Y el cigarrillo de sus dedos cayó.
Por Saricarmen, del blog Desde El Cielo.

 

No podemos permitir que nos sigan haciendo esto. No podemos dejar que sigan muriendo mujeres inocentes. Debemos luchar, debemos unirnos, debemos hacernos oír entre todas, aunque cueste, aunque nos ignoren, aunque nos llamen mentirosas por denunciar y acusar a aquellos que nos han hecho daño. Debemos dejar claro que no estamos en este planeta para morir, sino para vivir, y para hacerlo sin miedo.
Por Nysna, del blog La luna en vela.

 

No, no lo vamos a dejar. Seremos todas las que estamos y estaremos todas las que somos. El mundo de igualdad que reivindicamos será el lema de este emergente colectivo En Pro del Universo Mujer. No, no caeremos en la derrota de dar un paso atrás. Escalaremos posiciones, nuestro merecido triunfo por la costosa batalla librada está próximo, amigas mías. Hombres de bien, de corazón y principios, únanse a la causa.
Por Mari Carmen Caballero Álvarez, del blog La buhardilla del encanto.

 

Estamos todas reunidas en torno a una fogata, nos colocamos nuestros gorros puntiagudos y agarramos fuertemente nuestras escobas. Como cada noche de San Juan, invocamos al universo para que el año que tenemos por delante sea productivo, el amor reine en nuestras vidas y las salud nos acompañe siempre. Tras dejar las escobas sobre la arena, giramos en torno al fuego mientras bailamos alegres bajo las estrellas, después, lanzamos los gorros y corremos hacia el mar para bañarnos en el agua salada. El sortilegio está hecho.
Por Eva Gil Soriano, del blog Sueña, vive y ama.

 

Jamás imaginé lo difícil que sería dejar de amarte. Todavía duele sobre mi piel la ausencia de tus caricias, de tus besos. Aunque me envuelve la soledad permanecen los recuerdos, todas las palabras de amor que nos dijimos, cada noche compartida, cada cálido amanecer.
Perdida te busco entre las sombras. Presiento que aún estamos unidos a pesar de la distancia que nos aleja, más allá de los cipreses que rodean este mundo de silencio.
Por Pilar Alejos, del blog Versos a flor de piel.

 

La gente se pregunta por qué estamos todas tan fuertes, pero nuestra respuesta no tiene secreto. Nos ejercitamos de día y de noche y durante el fin de semana intensificamos nuestra rutina. ¿Obsesas? Puede, pero nunca maníacas. Nuestro objetivo: dejar impresionantes nuestras cabelleras. Nada es lo que parece, lo que para ti son tres horas de peluquería para mí es un día entero y cuando piensas que te gastas un dineral en tu pelo, yo me gasto el doble. Así que sí, somos fuertes y pobres.
Por Oyidiya Oji, del blog Evergreen Spirit.

 

Llevamos un rato caminando, estamos exhaustas de tanto buscar. En medio de la noche no se ve lo suficiente, además en un sitio tan oscuro por naturaleza es mucho más difícil. Un paso tras otro no sabemos si nos acercamos o por el contrario nos alejamos, lo que sí sabemos es que no vamos a dejar esto para otro día… ¡Por fin las vemos! Nadie se las había llevado, siempre habían estado ahí esperando por todas nosotras.
Por María del Pino Vega Ramos, del blog Pensamientos en silencio.

 

El día elegido por ellas decidieron dejar solo una nota, con tan solo dos palabras: ¿estamos todas? Querían una respuesta. Sobre la cama solo encontré dos cadáveres y una pistola con tan solo un proyectil en la recamara. El arma siempre había estado cargada con tres balas. Solo quedaba un último disparo, con un único destino. Cuando apoyé el frío metal sobre mi sien, tan solo me dio tiempo a contar uno, dos y…
Por Javier Puchades, del blog El decantador de letras.

 

¡Anímate a participar!

Envía tu relato a través de este formulario para que pueda añadirlo:

 

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que los datos del presente formulario serán tratados a efectos de gestionar la participación en el reto y no serán cedidos a terceros. Le informamos que puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación y cancelación mediante petición escrita a: info@adellabrac.com

22 Comments

  1. María José Viz Blanco

    1 noviembre, 2017

    Post a Reply

    Hola, Adella, la temática de tu microrrelato es realmente seria. Es necesario escribir en favor de la mujer maltratada, porque ninguna de nosotras está libre de padecer, en mayor o menor medida, algún trato vejatorio.
    Por el contrario, yo te he enviado un tema humorístico, ligerito…, para hacer sonreír. Es buena la diversidad en el mundo de la literatura, ¿no crees?
    Besos.

    • Adella Brac

      3 noviembre, 2017

      Post a Reply

      La diversidad es buena siempre 🙂
      Me gusta mucho tu relato, lo titularía; una rebelión por los pelos. ¿Qué te parece? xD
      ¡Un abrazo!

      • María José Viz Blanco

        7 noviembre, 2017

        Post a Reply

        ¡Genial idea, Adella! Gracias por tu propuesta. Abrazos.

  2. David Rubio

    2 noviembre, 2017

    Post a Reply

    Fantástico micro, Adella. Tanto en el fondo como en la forma. Sin duda esas pobres almas se merecen su venganza. Un abrazo

  3. Mari Carmen Caballero Álvarez

    5 noviembre, 2017

    Post a Reply

    Hola, Adella. Me gusta tu relato. A ver cómo te hago llegar el mío, desde el móvil no me manejo bien. Abrazos.

  4. Atalanta

    8 noviembre, 2017

    Post a Reply

    Hola, Adella: tu relato ha sido perfecto para la Noche de Brujas. Casi me muero de risa con el de Txema, qué bueno XD XD
    Acabo de mandarte el mío; parece que no se me ha pasado la fiebre de Halloween porque sigue la historia donde la dejé en octubre 🙂
    Besos

    • Adella Brac

      15 noviembre, 2017

      Post a Reply

      Me alegra que te haya gustado mi relato 🙂
      Y Txema es la leche, siempre, xD
      Me gusta tu relato, he sentido esa respiración en la nuca… ¡Buen trabajo! 😉
      Gracias, una vez más 🙂
      Abrazo grande.

    • Adella Brac

      15 noviembre, 2017

      Post a Reply

      Extrañamente cómico, creo, esa risa del astronauta me ha sonado muy malvada 😀
      ¡Gracias por participar! 😉
      Un saludo.

  5. Cyn Romero

    12 noviembre, 2017

    Post a Reply

    Listo mi microrrelato y enviado. Por otro lado, tu micro me ha gustado mucho, es muy serio y toca un tema muy necesario, a pesar de que creemos estar en una época en la que somos más o menos avanzados en un montón de cosas. Todavía tenemos mucho que aprender.
    ¡Besos!

    • Adella Brac

      15 noviembre, 2017

      Post a Reply

      Me alegra que te haya gustado mi relato 🙂
      Es justo como dices, todavía nos queda mucho camino por recorrer 🙂
      Tu micro me ha dado muy mal rollo xD Mi madre tiene varias muñecas de esas y te juro que tienen una mirada perturbadora…
      ¡Buen trabajo y, una vez más, gracias por participar! 😉
      Un beso.

    • Adella Brac

      15 noviembre, 2017

      Post a Reply

      Mis disculpas. He tenido problemas con la conexión a internet estos días y he tardado más de lo habitual en actualizar, pero ya estás 😉

  6. Mari Carmen Caballero Álvarez

    16 noviembre, 2017

    Post a Reply

    Hola, acabo de enviar el reto, no sé si te llegará, con el móvil, ya te digo, no me manejo. Un beso.

    • Adella Brac

      17 noviembre, 2017

      Post a Reply

      El relato me ha llegado bien, aunque ha pasado algo raro con tus comentarios; el anterior no lo he podido contestar, menos mal que este sí 🙂
      Veo que las palabras de este mes nos han llevado a muchas por el mismo camino 🙂 Me encanta tu última frase, ¡buen trabajo!
      Una vez más, gracias por participar en el reto 🙂
      Abrazo grande.

    • Adella Brac

      21 noviembre, 2017

      Post a Reply

      Gracias por tus palabras, Pilar 🙂
      Recibido el tuyo. Me ha parecido precioso, ¡buen trabajo!
      Y gracias una vez más por participar en el reto 😉
      Un beso.

  7. María del Pino Vega Ramos

    21 noviembre, 2017

    Post a Reply

    Hola Adella y resto de la comunidad! Participo nuevamente este mes, creo que me he enganchado jejeje el tuyo especialmente Adella me ha transmitido muchos pensamientos positivos y yo también lo he hecho en un tono algo feminista o en femenino por decirlo de alguna manera. ¡Gracias! ¡Besos!

    • Adella Brac

      22 noviembre, 2017

      Post a Reply

      Somos muchas a las que las palabras de este mes nos han llevado por ese camino. Viendo lo que está sucediendo últimamente, no es para menos.
      Me encanta que te hayas enganchado a mi reto 😀
      La próxima semana hay cambio de mes y tocan tres palabras nuevas, ¡nos vemos! 😉
      Un beso.

¿Quieres comentar algo?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: