Reseña: Starters, de Lissa Price.

startersSinopsis

Callie perdió a sus padres en las guerras de las Esporas que aniquilaron a todos los que tenían entre 20 y 60 años. Ahora es una starter, una adolescente que vive en la calle como una vagabunda y lucha por sobrevivir. Su única esperanza es Destinos de Plenitud, una inquietante empresa que contrata a adolescentes para que alquilen sus cuerpos a los enders, ancianos que quieren volver a ser jóvenes. Callie se hace donante, pero el neurochip que lleva en la cabeza se estropea y despierta en la ostentosa y lujosa vida de la ender que ha alquilado su cuerpo. Es una vida de cuento… Hasta que descubre que los planes de Destinos de Plenitud son más siniestros que la peor de sus pesadillas.

 

Mi opinión

Por un lado me recuerda a “Los juegos del hambre”, porque está ambientada en un mundo devastado por una guerra, donde las diferencias entre ricos y pobres son inmensas. Los avances tecnológicos, especialmente en el campo de la medicina, son numerosos, pero la inmensa mayoría de la población no tiene acceso a ellos.

Por otra parte, me recuerda a una serie que vi hace algún tiempo, Dollhouse (en concreto, el capítulo 10 de la 1ª temporada), por utilizar la tecnología para insertar la mente de una persona en el cuerpo de otra y hacer un negocio de ello.

También hay algunos guiños al cuento de La Cenicienta ya que la protagonista pasa de sobrevivir en las calles a vivir la vida de una millonaria. (Incluso pierde un zapato huyendo de un baile.)

Su temática esta de plena moda pero a mí, esta historia me resultó poco novedosa. En general me gustó, aunque la última parte me dejó un poco fría. La protagonista hace un resumen de todo lo que ha pasado y creo que era innecesario.

El final queda muy abierto. Esto es debido a que hay una segunda novela, que se titulará Enders (muy apropiado) y saldrá a la venta durante el 2013. La leeré, aunque la historia no me ha enganchado tanto como para marcar la fecha de su continuación en el calendario, algo que si me ha pasado con otras sagas como “Cazadores de sombras” o “Millenium”.

 

No apto para los que huyen de la ciencia ficción. Recomendable para los amantes de la distopía.

Nota: Bueno.

«¿Se había planteado Cenicienta en algún momento confesarle la verdad al príncipe? … ¿Pensó en algún momento en decirle “Oh, por cierto, Príncipe, la carroza no es mía, la verdad es que soy una insignificante criada que va sucia y descalza y que está aquí de prestado”? No. Disfruto de su momento. Y luego se fue tranquilamente, pasada la medianoche».

 

One comment

¿Quieres comentar algo?