Google PlusFacebookTwitter

Reseña: Tenemos que hablar de Kevin, de Lionel Shriver.

By on 4 Feb 2013 in reseña | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Sinopsis: Eva es urbana y felizmente casada. Cerca de los cuarenta años decide, con muchas dudas, tener un hijo. Y el producto de tan indecisa decisión será Kevin. Pero casi desde el comienzo, nada se parece a los mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Eva se siente convertida en el mero contenedor del hijo por nacer. Y Kevin es el típico bebé difícil, que tortura con sus llantos, que no quiere comer. Y se convertirá en un adolescente terrible a quien sólo interesa la belleza de la maldad. Al llegar la sangrienta epifanía de Kevin, dos días antes de cumplir los dieciséis años, el niño es un enigma para su madre.

 

 

Mi opinión: Si un adolescente comete un asesinato múltiple en su instituto podemos pensar que tenía problemas en casa, que sus padres no le dieron el cariño que necesitaba de pequeño, que la sociedad lo rechazaba… Pero, ¿y si no es nada de eso? Partimos de que todos los niños son inocentes pero, ¿y si nació siendo ya una mala persona?

Por otro lado, creemos que la mujer lleva la maternidad en los genes y que ese deseo se activa automáticamente en algún momento; al llegar a una determinada edad, al enamorarse, al sentir las pataditas del bebé en la barriga, o, si todo eso ha fallado, in extremis, en el momento en que tiene por primera vez a tu hijo entre tus brazos. Pero, ¿que pasaría si no es así?

Este libro responde a esas preguntas y no resulta fácil. Es emocionalmente duro, pelín escalofriante, pero también clarificador.

Si te atreves, te aseguro que no te dejará indiferente.

 

No apto para los que solo quieren lecturas fáciles. Recomendable para los que buscan profundizar en la mente humana.

Nota: Excelente.

«Responder a la angustia existencial que te plantea tu vida engendrando simplemente otra vida que la suceda, significa, además de una cobardía, dejar para la generación que siga a la tuya la responsabilidad de encontrar la respuesta».

 

¿Quieres comentar algo?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: