Mi vida cambió el día que le conocí. Sus ojos eléctricos me atraparon en el momento en que nuestras miradas se encontraron aquella lluviosa mañana de verano.

Pero hay algo extraño en él, algo que no me quiere contar. Las noches nunca fueron tan oscuras, desde que él llegó siento que las sombras me observan. El mundo ya no parece el mismo, creo que de algún modo él está relacionado con esta extraña oscuridad.

Ya nada es como antes.

Pin It on Pinterest