Google PlusFacebookTwitter

Reseña: Cosas raras que se oyen en las librerías, de Jen Campbell.

By on 15 Oct 2015 in reseña | 16 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter
cosas-raras-oyen-librerías-jen-campbellSinopsis

Este es un libro de anécdotas en el sentido más estricto del término. Cuando un cliente se acerca a una librería no siempre sabe qué quiere leer, y si lo sabe, no conoce exactamente el título del libro que busca, o el nombre del autor del libro. La oportunidad para el malentendido, la anécdota o el chiste está servida. Sin embargo, detrás de cualquier chiste se esconden verdades incuestionables, que en este caso tienen que ver con el «despiste» de los clientes y la creciente incomprensión con respecto a esa pregunta tan antigua: «¿Qué es un libro?».

 

(Este libro cumple el punto 19 del reto Reading Challenge.)

 

Mi opinión

Descubrí Cosas raras que se oyen en las librerías a través de varios blogs y desde el principio supe que quería leerlo.

Ofrece lo que promete, ni más ni menos; una multitud de anécdotas de varias librerías. La mayoría son británicas, pero al final se añaden algunas españolas.

Cosas raras que en realidad no son tan raras.

Si nunca has trabajado de cara al público, pensarás que todo es una exageración, que las anécdotas no son reales, que la gente no es así.

Pero si alguna vez has trabajado en un puesto de atención al cliente, no importa en qué sector, sabrás que cosas como estas, y peores, pasan todos los días.

Hay muchas muy buenas. Una de mis favoritas es la del cliente que llama para pedir una recomendación de un libro para regalar y después de estar hablando un rato, y una vez que ya sabe qué título comprar, le dice que gracias, que ya lo comprará en internet.

En resumen, se lee rapidísimo y es el libro perfecto para intercalar entre dos lecturas pesadas o parar tomar aire en medio de una de ellas. Yo lo leí en un día.

 

Recomendable cualquiera que haya trabajado de cara al público, no importa el sector. No apto para los que solo leen obras de ficción.  

Nota: Excelente.

«CLIENTE (sosteniendo un libro de cocina): ¿Le importa que fotocopie esta receta?

LIBRERO: Pues sí, me importa».

 

¿Conocías este libro? ¿Te llama la atención?
¿Tienes alguna anécdota de este estilo que quieras compartir?

 

16 Comments

  1. E AG

    15 octubre, 2015

    Post a Reply

    Sí conocía el libro, de hecho es uno de ésos que me gustaría leer para relajarme sin tener que prestar demasiada atención a lo que me cuentan, es decir, una lectura sencilla, breve y muy amena.
    Efectivamente, cuando tratas con el público se viven unas situaciones peculiares. Suelo decir que el ser humano nunca dejará de sorprenderme, y, en parte, es por experiencias de este tipo.

    • adellabrac

      15 octubre, 2015

      Post a Reply

      Es perfecto justo para eso 😉
      A veces crees que ya lo has visto todo… pero no, siempre hay alguien o algo dispuesto a sorprenderte xD
      ¡Gracias por la visita! 😉
      Beso grande.

  2. Reich TheCure

    15 octubre, 2015

    Post a Reply

    ¡Hola!
    No para de aparecer en blogs que, al igual que tú, hablan maravillas sobre lo divertido y entretenido que es.
    Tengo muchas ganas de leerlo, además, también estuve trabajando el año pasado en una librería y sería genial volver a recordarlo^^
    ¡Un saludo!

  3. Hola! No conocía el libro y parece entretenido pero no soy de leer este tipo de libros de anécdotas e historias cortas así que creo que lo dejaré pasar.

    Me alegra que lo hayas disfrutado.

    Un saludo!

  4. Atenea

    16 octubre, 2015

    Post a Reply

    ¡Buenas! Llevo detrás de este libro desde que salió en inglés, y ya he leído varios ejemplos de situaciones y me encantan xDD No sabía que habían añadido algunas españolas, me parece una idea fantástica ^^

    Un beso! :3

    • adellabrac

      21 octubre, 2015

      Post a Reply

      Sí, en los agradecimientos se citan, entre otras, las librerías Calders (Barcelona), El Aleph (Madrid) y Hojablanca (Toledo).
      Espero que pronto puedas hacerte con él 🙂
      ¡Gracias por la visita, Atenea! 😉
      Besos.

  5. Cespedes Poveda

    18 octubre, 2015

    Post a Reply

    Gracias, lo tendré en cuenta. He trabajado de cara al cliente en varios sectores, y aseguro que la gente nunca deja de sorprender.
    Además, recientemente he conseguido meterme a trabajar en una librería, y cierto es que de vez en cuando no saben que libro es el quieren. El otro día una mujer vino y me dijo así "No te rías. Busco un libro sobre barbas, pero no sé el nombre del libro ni el autor". Con toda esta información, conseguí dar con el libro, que, cuando le dije que no lo teníamos pero podía perdirlo, me dijo eso de "no te preocupes, lo compraré en internet". Uno ya no le sorprende nada.
    Otro día me vino una mujer ciega. Obviamente era para un regalo, pero el primer impacto es de "ein?"

    • adellabrac

      21 octubre, 2015

      Post a Reply

      Bueno, tú seguro que tienes mil y una historias xD
      Uno de los problemas de la atención al cliente es ese, que la gente no sabe lo que quiere.
      El de "lo compraré en internet" está tal cual en este libro 😀
      Lo de "ein?" y poner cara de poker es una habilidad que se aprende trabajando en este sector 😉
      ¡Gracias por la visita! 😉
      Un beso.

  6. Ray

    22 octubre, 2015

    Post a Reply

    Sí, no es la primera reseña positiva que leo de este libro. Se ve muy simpático y ahora al leerte de nuevo me dieron ganas de leerlo.

    Un beso 😉

  7. Carolina

    25 octubre, 2015

    Post a Reply

    Yo lo quiero! *.* Pienso pedírmelo para navidades, sé que me iba a encantar un libro así: Tenngo uno que es también bastante desterninllante, Antología de gazapos, de Eduardo Ruiz de Velasco, que recopila meteduras de pata de la prensa durante la transición.

¿Quieres comentar algo?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: