logo-reto-de-escritura-5-lineas

(Este reto consiste en escribir, cada mes, un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras propuestas. Si eres nuevo por aquí, te pido que leas cuidadosamente las normas.)

Medallero

 

MEDALLA DE PLATA; Alberto Fernández, Carmen y Gustav.

MEDALLA DE BRONCE; Ana-Liliana, Cris Mandarica y No solo leo.

 

¡Enhorabuena a todos!

 

DICIEMBRE:

Turistas, descanso y caminé.

 

Cada diciembre el reto se viste de fiesta. Este mes, además de incluir las tres palabras, tenéis el desafío adicional (y voluntario) de incorporar el fragmento de un villancico. Unas cuantas palabras serán suficiente.

¡Feliz Navidad! 

 

El pueblo está lleno de turistas. Ayer caminé entre ellos sin prestarles la menor atención, pero hoy me he fijado en un hombre. Su rostro me resulta conocido y no logro recordar de qué. Lo sigo sin descanso por el camino que baja hasta el valle que la nieve cubrió la semana pasada. Entra en el cementerio y sus hombros se convulsionan por el llanto. Desde la distancia lo observo dejar unas flores blancas sobre una lápida. Espero a que se vaya y me acerco. Son orquídeas. Y es mi tumba.
Por Adella Brac.

 

Contraté una semana de vacaciones con excursiones todos los días. Gran error. Horas de autobús, subir y bajar calles, visitar museos, bailes, karaokes, catas de caldos y platos típicos… Ni un momento de descanso. Mientras los turistas del Imserso tenían marcha para seguir con la juega, a mi me salían ampollas hasta en las pestañas. Al tercer día me rendí. Me quité los zapatos y caminé descalza hasta el hotel. Iba a pasarme todo lo que quedaba de vacaciones durmiendo sin parar.
Por Virtudes Torres, del blog Pétalos de Relatos.

 

Turistas, viajeros, si en el fondo son lo mismo. Tanto rollo con homogeneizar, toma ya, a todo y a todos y resulta que diferenciamos a los que viajan en plan guay de los que viajan como buenamente pueden. Por ejemplo, ayer caminé por Palma, mi ciudad, y en un descanso de mi largo paseo por las calles de la ciudad más bonita y más sucia del Mediterráneo, vi a una familia con maletas a cuestas cantar con un mochilero coreano el 25 de desembre, pues eso, fum, fum, fum.
Por Lorenzo.

 

James escuchaba Mira cómo beben los peces en el río mientras sonreía al contemplar los pececitos de colores, colgados de diminutas cañas en el belén. Para esos turistas americanos, España y sus costumbres resultaban chocantes. Al poco tiempo, él tuvo que subir al autocar, pues el descanso tocaba a su fin. Yo caminé deprisa al lado de ese extranjero atónito con el deseo de recibir el aguinaldo. No supo o no quiso entenderme.
Por María José Viz Blanco.

 

Fue un viaje muy largo, pero eran órdenes y tuve que acatarlas, por eso, al llegar a aquel lugar y ver tantos turistas, decidí aprovechar para tomarme un descanso bien merecido antes de continuar. Me camuflé y caminé hacia ellos… me tomaron por uno de ellos. Tienen un aspecto tan… distinto al mío… pero no parecen demasiado peligrosos, no, y son bastante sociables. Así lo indicaré en mi informe previo a la invasión. No, no tendremos dificultades a la hora de asimilar a los humanos.
Por Luis J. Goróstegui, del blog Observando el paraíso.

 

Te cuento porque confió en vos. Por favor no le digas a nadie Carla. Ayer la calle Corrientes estaba llena de turistas y yo necesitaba un descanso de todo ese alboroto. Caminé unas cuadras hasta mi departamento. Cuando llegué, Juan estaba con un poco de olor a cerveza y, bueno, ya te imaginas lo que paso. Otra vez me empezó a insultar. Ahora tengo un ojo morado y el labio partido. Me reprocho todos los días el no haber cortado con él cuando me gritó la primera vez.
Por ana-liliana.

 

Viajando van en avión
un grupo de pasajeros,
a Belen quieren llegar
y hacer sus sueños realidad,
besando al niño en la cuna.

Qué descanso y paz nos da,
eso dicen los turistas,
cuando llegan al portal,
viendo a reyes y pastores
celebrar la Navidad.

Que acudan de todas partes
estrellas, luna y luceros
que yo caminé primero,
para tocar las campanas
anunciando el nacimiento.
Por Estrella Amaranto, del Blog Literario Amaranto.

 

Los turistas llegan por avalancha al hotel, cada verano las habitaciones se llenan de todo, hombres de negocios, familias, solteros y solteras de todas las edades, el restaurante apenas logra cumplir con los pedidos. La playa está tan abarrotada de cuerpos y sombrillas que no distingues la arena en el suelo. Yo estoy a la espera, entre descanso y descanso aguardo que regrese solo para poder decirle que es padre. Cada año recuerdo la tarde en que caminé junto él.
Por Katalina Camus, del blog Katalina Camus.

 

Esta es una historia muy graciosa: Mientras estaba disfrutando mi descanso, caminé un poco por la calle repleta de turistas. Por un momento me había quedado pensando qué más podía hacer en esta ciudad que ya no tenía nada para mi, pero mi atención se fue con el grupo que cantaba ‘noche de paz’, y estaba por grabar un vídeo cuando alguien me tomo por el brazo, al voltear me guiño el ojo, se giró y le dijo a otra persona «ya deja de seguirme, te dije que soy feliz con Amanda»
Por Angela Castro, del blog Festín de libros.

 

¡Anímate a participar!

Envía tu relato a través de este formulario para que pueda añadirlo:

Recuerda ajustarte lo máximo posible a las 5 líneas.

¿Sabías que mis suscriptores conocen las palabras del reto antes que nadie?

 

¿Te unes a ellos?

Centro de preferencias de privacidad

Pin It on Pinterest