Reto 5 líneas – Especial Las Lunas del Reino

 

#reto5líneas

 

Este mes, en el club de lectura Las Lunas del Reino de La Reina Lectora, estamos leyendo El don de Haziel.

¿No te habías enterado? Pues todavía estás a tiempo de unirte, ponte en contacto con ella a través de su blog;

www.lareinalectora.com

Su majestad ha pensado algunas actividades muy chulas, y una de ellas ha sido organizar este 5 líneas Especial Las Lunas del Reino.

 

¿Cómo funciona?

Es para los participantes de la Lectura Conjunta, pero funciona igual que un 5 líneas normal; con las tres palabras propuestas, tienes que escribir un relato de 5 líneas.

Para que todos los textos tengan el mismo tamaño, el número de líneas se mide poniendo fuente Times New Roman a 12 puntos.

Si quieres repasar las reglas con más atención, están aquí.

Si te apetece, puedes poner la insignia que te acredita como participante de este reto en tu blog, pegando en un widget o gadget el siguiente código:

<div id=”box” align=”center”><a href=”http://adellabrac.es/reto-5-lineas-especial-las-lunas-del-reino/” target=”_blank”><img alt=”reto-5-lineas-adella-brac” src=”https://adellabrac.es/wp-content/uploads/2018/06/logo5Lred-especial-las-lunas-del-reino.png” width=210></a></div>

 

He visto algo de unas medallas, ¿qué es eso?

En el reto 5 líneas se premia la constancia con medallas virtuales de bronce (tres participaciones consecutivas), plata (seis consecutivas) y oro (todo un año participando).

Si formas parte de este Especial Las Lunas del Reino, lo tendré en cuenta para la clasificación del reto. Esto es, si escribes un micro ahora y te enganchas al reto 5 líneas en julio y agosto, habrás ganado ya la medalla de bronce.

Pero vamos a subir la apuesta; en esta edición especial habrá un ganador que se llevará una medalla virtual exclusiva. ¿Tienes lo que hay que tener para hacerte con ella?

 

¡Voy! ¿Cuánto tiempo tengo para el micro?

Puedes enviar tu relato desde ya, hasta el día 25.

Del 26 a las 0:00 al 29 a las 11:59 puedes decirme en los comentarios cuál crees que es el mejor. El día 30 haré recuento de votos y actualizaré la entrada indicando el nombre del ganador.

 

¿Quién puede votar?

Todos los lectores de mi blog. Sí, aunque no formes parte de la Lectura Conjunta tú también puedes votar.

 

¿Vamos allá?

Las palabras propuestas son:

Vida, esperanza y silencio.

 

Habían mantenido la esperanza hasta el final, hasta el último momento, y ahora que sabían que todo iba a terminar, no estaban asustados. Lo mejor de saber el día en el que su vida acabaría, es que habían podido vivir cada segundo como si fuera el último, porque realmente era así. No habían dejado nada por decirse, y en cuanto vieron aparecer la ola, se miraron y sonrieron, dejando que poco a poco, todo se convirtiese en silencio.
Por Montse, del blog Amor y Palabras.

 

Me encontraba en una biblioteca el silencio que había era inusual, otras veces había más gente estudiando o revoloteando por aquí, como me había aburrido de estudiar me levanté para pasear por los pasillos, el vigilante se había ido a fumar así que tenía toda para mí, esto es vida. Tenía la esperanza de trabajar algún día en ella y por supuesto ser la bibliotecaria, una señora que sabía mucho y tendría todos los libros para mí sola.
Por Ester Fernández García, del blog La puerta de los libros infinitos.

 

Silencio. Todo lo que había a mi alrededor era silencio.
El miedo que hasta aquel momento había sentido, estaba dando paso a la esperanza. ¿Realmente había logrado seguir con vida? ¿Había podido dejar atrás lo que me perseguía? Tan solo el tiempo lo diría.
Por Claudia Merino, del blog The Forgotten Book.

 

La vida me ha enseñado a ver el lado bueno de las cosas y las personas, Que a veces cuando ocurren desgracias la gente se une a ayudar y eso da esperanza, porque donde hay oscuridad habrá un rayo de luz, porque por silencio que haya siempre habrá ruido .
Por Raquel Arriaza, del blog Rachel Books.

 

Mi palabra está compuesta de cuatro letras que entrelazan un sin fin de oportunidades. No admite devolución alguna y es una desfachatez no aprovecharla. Algunos saben la esperanza que hay en ella otros la confunden con el silencio, la disfrazan con el desastre, la camuflan con desconfianza o la adornan con indiferencia. Está compuesta de un factor esencial llamado tiempo relleno de segundos, segundos llenos de VIDA.
Por Eva Hidalgo Perez, del blog Crucero Místico y Literario.

 

Con 6 años me hice la primera y mi padre me dijo que las cicatrices eran marcas de vida que mostraban que estábamos vivos. Veinte años después tengo una nueva, pero las palabras de mi padre no me consuelan aún con la esperanza que reflejan sus ojos.
Espero sentada en silencio, con las rodillas tan juntas que me duelen y las manos tan pegadas que me sudan. Entra la bata blanca, se sienta frente a mí y abre una carpeta.
─Es benigno.
Por Anuca, del blog Tejiendo ideas, cosiendo palabras.

 

Siempre le decían lo mismo. Ella debía permanecer en silencio o no le darían más información. Y es que en aquella sociedad futurista, los anhelos habían sido monopolizados por unos pocos. Si querías echar de menos a alguien, si querías mantener la esperanza, debías de guardar silencio. Por cada siete días de silencio, te daban un dato más sobre tu ser querido. Y así, poco a poco, ibas recomponiendo tu vida.
Por La Reina Lectora, del blog La reina lectora.

 

Su vida corría un grave peligro. Llevaba días agotando sus suministros, lo que la colocaba en una situación en la que apenas le quedaba nada. Sabía que debía salir a buscar más, pero el silencio insondable que cubría ahora el mundo la aterraba más que cualquier sonido; aún así, todavía no había perdido la esperanza de encontrar a alguien con vida, así que se preparó y salió un día más al peligro de la ciudad abandonada.
Por Nysna, del blog La luna en vela.

 

Hay un silencio absoluto, todo está tan mudo que hasta es un poco aterrador… Miento. En este mundo solo puedes obtener ese nivel de silencio si vives en una isla desierta. Aquí, en una ciudad tan grande, puedes escuchar como la vida continua su movimiento incluso a altas horas de la noche y, entonces, lo único que queda es mantener la esperanza de que algún día vas a poder encontrar la calma suficiente para poder descansar.
Por Kathleen L., del blog Mi Esquina Literaria.

 

Desde que había recibido esa llamada todo a mí alrededor se encontraba en silencio menos mi corazón, que podía escuchar cómo explotaba en mil pedazos. No me podía creer que la persona que me había enseñado lo que era la felicidad ya no estuviera en este mundo, aunque él sin saberlo me había dejado el mayor de los regalos antes de irse. Una vida crecía en mi interior ofreciéndome la esperanza de volver a sonreír de nuevo algún día.
Por Annie Valero, del blog Iceberg de papel.

 

¡Tenemos una ganadora!

Anuca, del blog Tejiendo ideas, cosiendo palabras.

 

¿Sabías que mis suscriptores conocen las palabras del reto antes que nadie?

 

¿Te unes a ellos?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: