Adella Brac

escritora y lectora editorial

Esta es mi historia

No puedo recordar a qué edad empezó a gustarme leer, creo que siempre ha sido así.

Lo que sí recuerdo es a qué edad empecé a escribir. Tenía once años cuando llegué a la última página de Robinson Crusoe, de Daniel Dafoe y tuve una revelación.

¡Yo quiero hacer esto!

A partir de ese día comencé a escribir y cuando me preguntaban que quería ser de mayor, lo tenía claro; ESCRITORA.

Pero me hice mayor leyendo a grandes como García Márquez o Ana María Matute y entendí que nunca sería tan buena como aquellos a los que admiraba, así que tomé la peor decisión de mi vida; dejé de escribir.

Pero seguí leyendo.

Leía en todas partes, incluso mientras caminaba por la calle.

Eso tiene cierto grado de peligro, no lo recomiendo, pero cuando un libro te enamora no quieres separarte de él.

Además de sueños imposibles, tenía una memoria terrible. Leer mucho y tener mala memoria no es una buena combinación, así que empecé a apuntar en un cuaderno los libros que leía. Hacía un pequeño resumen de lo que me habían parecido y les ponía nota.

Veinte años después de la primera, tuve una segunda revelación.
Sucedió en la última página de Crepúsculo, de Stephenie Meyer.

¡Yo puedo hacer esto!

Ese día comprendí algo, que no hace falta ser un premio nobel para llegar a la gente. Que hay muchos tipos de lectores y muchos tipos de escritores. Y lo más importante, que no escribir bien no es excusa para dejar de escribir, sino todo lo contrario.

Por suerte, nunca es tarde, así que volví a escribir y hoy tengo tres novelas publicadas y muchas más en la cabeza.

En verano de 2012, un amigo vio mis cuadernos de lecturas y me propuso crear un blog para compartirlo con el mundo. Así que mi cuaderno se digitalizó y se convirtió en mi blog.

Desde aquí ayudo a escritores que piensan que no pueden a que sepan que sí.

No escribir bien no es excusa para dejar de escribir, sino todo lo contrario.

¿Tienes un manuscrito terminado y necesitas una opinión profesional?

Ponte en contacto conmigo y te ayudaré.

Pin It on Pinterest