Adella Brac

escritora y lectora editorial

¿Amas las historias de personajes que buscan su lugar en el mundo? ¿Disfrutas leyendo libros de fantasía juvenil aunque hace años que dejaste atrás la adolescencia? ¿Crees que nunca serás demasiado mayor para cuentos de hadas?

Estás en el sitio correcto.

Muchos menosprecian este subgénero. «Es para niños», dicen. «No es literatura de calidad», dicen. Pero yo creo que la fantasía juvenil hace tiempo que demostró que puede dar obras magníficas; Alicia en el país de las maravillas o La historia interminable lo confirman.

Desde aquí quiero demostrar que en los libros de fantasía juvenil puedes encontrar historias maravillosas, con recomendaciones de lecturas, reseñas y artículos sobre el género. Verás que estoy especialmente centrada en las autoras, porque creo que no se les ha prestado la atención que merecen.

Y si te animas a crear tus propias historias, todos los meses propongo retos para empezar a escribir.

 

Quiero enamorarme de los personajes.

 

Cuando leo busco muchas cosas, pero sobre todo, quiero personajes que me enamoren.

No puedo recordar a qué edad empezó a gustarme leer, creo que siempre ha sido así. Lo que sí recuerdo es a qué edad empecé a escribir. Tenía once años cuando llegué a la última página de Robinson Crusoe y tuve una revelación. ¡Yo quiero hacer esto!

A partir de ese día cuando me preguntaban que quería ser de mayor, lo tenía claro; ESCRITORA.

Pero me hice mayor y entendí que nunca sería tan buena como aquellos a los que admiraba, así que tomé la peor decisión de mi vida; dejé de escribir.

Pero seguí leyendo.

Leía en todas partes, incluso mientras caminaba por la calle. Eso tiene cierto grado de peligro, no lo recomiendo, pero cuando un libro te enamora no quieres separarte de él.

 

No escribir bien no es excusa para dejar de escribir, sino todo lo contrario.

 

Lo comprendí veinte años después de la primera revelación, en la última página de Crepúsculo. Fue mi segunda revelación. ¡Yo puedo hacer esto!

Hoy tengo tres novelas publicadas y muchas más en la cabeza. Quiero contar historias de personajes un poco rotos, un poco perdidos. Quiero que te emociones leyendo como yo escribiendo. Y quiero no dejar nunca de escribir.

 

Nací y vivo en Galicia aunque pasé una infancia muy feliz en el País Vasco. Mi plato favorito es la tortilla de patatas (sin cebolla), pero podría pasarme años a base de café y queso. Adoro el silencio y me da grima la piel del melocotón.

Me gustan las entrevistas porque siempre me hacen plantearme algo en lo que nunca había pensado. Si quieres saber más de mí, me han hecho reflexionar con sus preguntas:

David Rubio
Marta Sebastián
Celia Arias
Aritz Pérez Berra

 

También me gustan los clubs de lectura, por eso creé uno, Lecturas Fantásticas, donde cada mes escogemos un libro de fantasía juvenil para leer y compartir opiniones.

Pin It on Pinterest