Sinopsis

Acabada la Segunda Guerra Mundial, una joven pareja se reúne por fin para pasar su luna de miel en Escocia. Una tarde, cuando pasea sola por una pradera, Claire se acerca a un círculo de piedras antiquísimas y cae de pronto en un extraño trance. Al volver en sí el mundo moderno ha desaparecido, ahora se encuentra en la Escocia de 1734, con sus clanes beligerantes y supersticiosos, hombres y mujeres rudos, a veces violentos, pero con una capacidad de vivir y de amar como Claire jamás había experimentado en su anterior vida. Acosada por los recuerdos, Claire tendrá que elegir entre la seguridad del futuro que dejó atrás y la apasionante incertidumbre del pasado que ahora habita.

 

 

Mi opinión

Este libro tiene más de veinte años y es el primero de una serie de ocho libros publicados, (al parecer la autora tiene intención de llegar a diez). Por lo visto, llevaba algún tiempo descatalogado pero se ha puesto de moda últimamente porque lo han convertido en serie. Por cierto, tiene pinta de molar mucho.

Hace unos meses que entró en mi lista de pendientes y por fin me he puesto con él. Una historia que envejece así de bien no puede ser mala.

El ritmo es pausado, la historia se desarrolla con calma. A mí no se me ha hecho largo ni aburrido, pero quizá, si no conectas con el estilo de la autora, sí tengas esa sensación. Desde luego, no es una historia ligera.

Hay muchas referencias históricas y botánicas. Si te interesan estos temas, te encantará, si no, es posible que quieras saltarte algún que otro párrafo.

Se dice que es una novela que navega entre varios géneros, porque aunque es romántica, no está centrada en eso, sino que tenemos algunas tramas paralelas, muchos personajes secundarios interesantes y estupendas descripciones de los escenarios que nos harán sentirnos parte de la historia.

Lo que más me gusta es que la relación entre los protagonistas, Jamie y Claire, se va desarrollando lentamente, de forma natural. Con escenas y pequeños gestos que van aumentando la confianza entre los dos. Nada pasteloso.

Me gusta ver cómo ella se va adaptando a ese nuevo entorno tan difícil, con la ayuda de Jamie. Cómo se influyen mutuamente. Y cómo su amor se afianza hasta llegar a estar dispuestos a entregar la vida por el otro.

Hay escenas de sexo poco explícitas, donde se intuye más que se muestra. Personalmente, me encanta, siempre he sido más de sugerir que de enseñar.

También hay bastante violencia, y aunque de nuevo no resulta demasiado explícita, no es una lectura recomendable para mentes inmaduras.

Tengo la sensación de que no hay una trama clara, de no saber bien hacia dónde se dirige la acción. Parece que simplemente nos están contando el día a día de los personajes, con calma, sin intención de llegar a una resolución concreta. Sin embargo, la historia me resulta sumamente absorbente y llego al final de sus setecientas páginas en tiempo récord.

En resumen, un descubrimiento genial. Esta novela me ha cautivado y corro el riesgo de quedarme enganchada con la saga.

 

Recomendable para los que buscan literatura romántica de calidad. No apto para los que buscan historias con ritmo rápido.

Nota: Excelente.

«—No soy mejor que otros hombres, Sassenach. A veces lo intento, pero no siempre lo logro».

 

¿Conoces la saga?

 

¿Has visto la serie?