obsidianSinopsis

Cuando nos mudamos a West Virginia, creía que me esperaba una vida aburrida. Entonces conocí a mi vecino, Daemon. Alto, guapo, con unos ojos verdes impresionantes… y también insufrible, arrogante y malcriado.

Pero eso no es todo. Cuando un desconocido me atacó, Daemon congeló literalmente el tiempo y me confesó que no es de nuestro planeta.

Mi vecino es un alienígena sexy e inaguantable. Y él y su hermana tienen una galaxia de enemigos que quieren robar sus poderes. Por si fuera poco, ahora mi vida corre peligro por el simple hecho de vivir junto a ellos.

 

 

Mi opinión

Empecé esta saga teniendo fresca la saga Covenant. Y me ha parecido que esta es más irregular que aquella. Que cuando es buena, es mejor y cuando es mala, es peor.

El estilo narrativo es el habitual de la autora, no demasiado cuidado pero efectivo. Directo y actual.

Cuando leí lo de los extraterrestres confieso que no me llamó la atención. Me imaginaba unos hombrecitos verdes nada atractivos. Pero al final ha resultado algo muy distinto, bastante poético.

El tirón principal es la relación entre los dos protagonistas. Hay un tira y afloja con ese rollito que se llevan de “me gustas pero voy a negarlo”. Vale, no es nada original, pero me encanta, ¡que quieres que te diga!

La autora nos cuela un par de topicazos de espanto, pero se lo voy a perdonar, porque me ha resultado una lectura divertida. En ese sentido es más desenfadada que Covenant. También menos compleja, menos ambiciosa.

Lo mejor, los personajes que crea.

Daemon me gusta porque no es el típico protagonista perfecto, de hecho, al principio es un poco odioso.

Kat me gusta porque es fuerte mentalmente. Es obstinada y no se calla sus opiniones. A veces cruza la línea que separa lo valiente de lo imprudente, pero no pasa nada, para eso ya tenemos a nuestro protagonista masculino, ¿no?

A pesar de las pegas que le encuentro, me ha gustado. A veces, incluso olvido que Daemon es un alienígena. Y es que, a pesar de comportarse como un idiota, se hace querer.

 

Recomendable para los que les gusten las novelas tipo Crepúsculo. No apto para los que buscan otro estilo de historias.

Nota: Bueno.

«Que a Daemon le gustara cabrearme era de locos. Y todavía era más de locos que a mí me encantara enfadarle».

 

¿Nos vemos en la segunda parte de la saga?