comienzos de libros de fantasía juvenil

 

¿Eres capaz de adivinar a qué libros de fantasía juvenil pertenecen estos comienzos?

 

Si eres fiel al blog ya sabes de qué va esto, si no, te lo explico rápidamente.
Yo te propongo nueve comienzos de libros de fantasía juvenil y tú adivinas a qué novela pertenece cada fragmento.
Al final de post podrás comprobar cuántos has acertado.

 

¿Juegas?

 

1. Sentado a la sombra de un viejo roble, Pequeño había encontrado el lugar ideal para cerrar los ojos un rato y echarse una merecida siesta antes de su próxima actuación.

 

2. Las estrellas caen del cielo y, con ellas, los gritos estallan a su alrededor.
—¡Ahí!
—¡Ya llevo catorce!
—¡Otra! ¡A la derecha!
—¡He dicho que silencio todo el mundo! —grita Marian.

 

3. Shoana se despertó de aquel sueño como siempre que conseguía uno de los económicos: con el artificial regusto a zumo de naranja de envase que trataba de camuflar su insipidez. Sabía de sobra que aquel tío no era de fiar y, aún así, siempre acababa adquiriendo la mercancía en su local. Era preferible a una noche vacía.

 

4. Una minúscula gota de sangre le brotó del extremo del dedo, donde se había clavado la punta del cuchillo. Lo sostuvo junto al borde de un vial de cristal y observó cómo caía la gota, que hizo que el líquido del fondo pasara del rosa a un azul profundo y oscuro.
Qué raro.
Siempre pensó que una poción amorosa sería roja, no azul.

 

5. LIBROS DE OCASIÓN (con las letras al revés)
Esa era la inscipción que había en la puerta de cristal de una tiendecita, pero naturalmente solo se veía así cuando se miraba a la calle, a través del cristal, desde el interior en penumbra.

 

6. En las mazmorras reinaba la más absoluta oscuridad, pero Katsa se guiaba por un plano aprendido de memoria, plano que había resultado ser correcto hasta ese momento, como solía pasar con todos los que trazaba Oll.

 

7. Tenemos solo unas pocas horas, así que escucha con atención. Si estás oyendo esta historia, ya corres peligro. Sadie y yo podríamos ser tu única esperanza.

 

8. Ocurre una cosa graciosa con las madres y los padres. Aunque su hijo sea el ser más repugnante que uno pueda imaginarse, creen que es maravilloso.
Algunos padres van aún más lejos. Su adoración llega a cegarlos y están convencidos de que su vástago tiene cualidades de genio.
Bueno, no hay nada malo en ello. La gente es así. Sólo cuando los padres empiezan a hablarnos de las maravillas de su descendencia es cuando gritamos: «¡Tráiganme una palangana! ¡Voy a vomitar!».

 

9. El sudor me salpicaba la frente. Tenía mechones de cabello pelirrojo pegados al cuello y las piernas empapadas como si hubiera estado en una sauna. Estaba convencida de que sudaba a chorros entre los pechos, lo cual me irritaba lo suficiente como para emprenderla con alguien a tortazos o directamente empujarlo al tranvía.

 

SOLUCIONES

 

Recorre con el cursor esta línea para verlas. Comprueba las que has acertado y pon los números en un comentario (no des las respuestas para que los que vengan después también puedan jugar).

DESDE AQUÍ
1. La caja de Bernit, de Pablo Ferradas.
2. Mystical 1. El despertar de la magia, de Marta Álvarez.
3. El imperio del sueño, de Laura Tárraga.
4. Filtro. Pociones 1, de Amy Alward.
5. La historia interminable, de Michael Ende.
6. Graceling, de Kristin Cashore.
7. La pirámide roja, de Rick Riordan.
8. Matilda, de Roald Dahl.
9. Cazadora de hadas, de Jennifer L. Armentrout.
HASTA AQUÍ.

 

Esta vez estaba difícil la cosa, ¿los has adivinado todos?