el-castillo-ambulante-destacada

 

El castillo ambulante

 

Sinopsis

 

En el país de Ingary, donde las botas de siete leguas y las capas de invisibilidad existen de verdad, Sophie Hatter ha atraído la desagradable atención de la Bruja del Páramo, quién la hechiza con un maleficio que la convierte en una anciana. Con la determinación de hacer lo adecuado, Sophie viaja al único lugar en el que cree que podrá encontrar ayuda, el castillo ambulante que merodea por las colinas cercanas.

Pero el castillo pertenece al temible Mago Howl, que se alimenta, según dicen, de los corazones de jóvenes desprevenidas.

 

el-castillo-ambulante-portada

 

Mi opinión

 

Aunque he visto la película varias veces, porque me encanta, hasta hace poco no sabía que estaba basada en un libro. Sí, es una vergüenza.

Empiezo a leerlo con las expectativas por las nubes y con algo de miedo a que me decepcione. ¡Pero ya te adelanto que no!

Al principio, no puedo evitar hacer comparaciones constantes con la película. Comienza de forma muy parecida, y aunque ya sé lo que va a pasar, me gusta tanto como está escrito que no me importa conocer ya la historia.

Me gusta mucho cómo se inician los capítulos, con una frase introductoria pero sin desvelar nada importante. Por ejemplo: “Capítulo 1. En el que Sophie habla con los sombreros.”

Está redactado como un cuento, hay algo mágico en el ambiente. Como me sé la peli de memoria, veo las escenas en mi cabeza. Los momentos graciosos funcionan igual de bien en el libro y me arrancan varias sonrisas.

 

Según van apareciendo los personajes me parece estar reencontrándome con viejos amigos;

Sophie, que siempre me sorprende con su fortaleza; Michael, lleno de ternura; Calcifer, ingenioso y mordaz; y por supuesto el mago Howl, sin él, nada tendría sentido.

Llegando a un tercio del libro empiezo a ver cosas distintas: Michael es mayor, Sophie tiene dos hermanas y hay más magia. Los personajes están más desarrollados. Tienen más espacio, más diálogo y más profundidad.

El libro toma entidad propia, la lectura me absorbe tanto que dejo de compararlo con el film.

La protagonista tiene que desvelar un misterio, pero el lector también tendrá que recomponer su propio puzle.

Hay diálogos maravillosos. Howl siempre está desviando la atención para no contestar a lo que le preguntan. Ese juego entre los personajes, de preguntar una cosa y responder otra, es bastante divertido. Un,a dónde vas, patatas traigo”, en toda regla.

En resumen, en El castillo ambulante encontrarás amor del bueno, (no solo romántico), aventura, fantasía, diversión y mucha magia.

Una vez más, el libro es mejor que la película.

 

Recomendable si todavía disfrutas leyendo cuentos. No apto para aquellos a los que no les guste el género fantástico.

Nota: Imprescindible.

«La señorita Angorian era exactamente el tipo de mujer de la que alguien como Howl se enamoraría al instante».

 

 

¿Has visto la película? ¿Sí? Entonces, ¡tienes que leer el libro!

 

Puedes conseguirlo aquí.

 

Pin It on Pinterest